Inicio > Educación y Divulgación > Brújula de compra > Histórico 2015 >El embarazo. La espera tiene un costo

Brújula de compra

El embarazo. La espera tiene un costo

Por: Alma Beade Ruelas y Carlos Enrique García Soto
(27 de mayo 2016)

Desde el test de embarazo positivo hasta la primera visita ginecológica, es común vivir un sinfín de dudas y emociones. El embarazo promedio dura alrededor de nueve meses, 40 semanas o 280 días después del último periodo menstrual, lapso en el cual debes estar en todo momento informada y supervisada por un médico para descartar algún factor de riesgo que pueda complicar tu embarazo, tu salud y la del bebé.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mortalidad materna es inaceptablemente alta, y a pesar de que la mayoría de las muertes maternas son evitables, cada día mueren en todo el mundo unas 800 mujeres por complicaciones con el embarazo o el parto.

El embarazo normal es el estado de la mujer que se inicia con la fecundación en el útero y termina con el parto y el nacimiento del niño o niña.

Si te encuentras en esta etapa o piensas estarlo, debes considerar diferentes aspectos relacionados con la atención adecuada del embarazo como salud, alimentación, atención médica, y el no menos importante aspecto financiero.

Un plan financiero (un presupuesto) te permitirá prevenir tus necesidades básicas y las del bebé durante el embarazo. Aunque, la situación de cada mujer justificará diferentes o más consideraciones.

¿Cuántas consultas realizar con el médico? ¿Qué estudios de laboratorio son necesarios y cada cuándo? ¿En qué hospital se llevará a cabo el alumbramiento? La respuesta a estas preguntas te podrá ayudar a considerar conceptos y estimar gastos.

Los nuevos mexicanos

De acuerdo con las Estadísticas de natalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2014 los nacimientos alcanzaron la cifra de 2,463,420 en todo el territorio nacional, de los cuales más de la mitad (57.4%) se registraron en nueve estados, siendo el Estado de México el de mayor número a escala nacional (Ver cuadro).

De las mujeres en edad fértil (15 a 49 años), el grupo de edad de 20 a 24 años registró el mayor número de nacimientos en 2014 con más de 727 mil, (29.5% con respecto al total), como podrás observar en la siguiente gráfica.

Por tipo de nacimientos, 98.8% fueron simples, es decir, de un solo bebé; aunque también se registraron, en menor proporción, nacimientos múltiples, ya sea doble, triple o más (Ver gráfica).

De los nacimientos en 2014, 88% se dieron en hospital o clínica. En la mayoría de las veces (87.4%), la principal persona que atendió el parto fue el médico (Ver gráfica).

En lo concerniente al tipo de nacimiento a escala nacional, 53.7% fueron partos normales y 46.3% por cesárea, según datos del Consejo Nacional de Población, (CONAPO) en sus Indicadores de Salud Sexual y Reproductiva, 2014 (Ver gráfica).

De acuerdo con la OMS, la tasa ideal de cesáreas debe oscilar entre 10% y 15%; sin embargo, también destaca que en las últimas décadas, México ha registrado un incremento de dicha práctica y ocupa el cuarto lugar (después de China, Brasil y EUA), con el mayor número de cesáreas innecesarias.

¿Qué son los cuidados prenatales?

La atención, cuidados o control prenatal es el cuidado que recibes mientras estás embarazada. De acuerdo con la NOM-007-SSA2-2016, para la atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, y de la persona recién nacida la atención prenatal es:

La serie de contactos, entrevistas o visitas programadas de la embarazada con personal de salud, a efecto de vigilar la evolución del embarazo y obtener una adecuada preparación para el parto, el puerperio y el manejo de la persona recién nacida.

El objetivo es simple, controlar el avance del embarazo para identificar problemas lo más pronto posible, lo que ayudará al médico a identificar riesgos y prevenirlos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2014 de INEGI, de las mujeres embarazadas de entre 15 y 49 años que se realizaron revisiónes prenatales, poco más de 21% acudió a clínicas, consultorios u hospitales privados, 27.1% al IMSS o ISSSTE y 50% a otro servicio de salud (Ver cuadro).

En este mismo año, el porcentaje de mujeres en edad fértil que, a escala nacional, acudieron a atención prenatal en el primer trimestre del embarazo fue de 86.9% y, en promedio acudieron 8.9 veces, según CONAPO.

No hay más, todas las mujeres necesitan cuidados prenatales, sean jóvenes, mayores, primerizas y no primerizas, aun cuando gocen de perfecta salud.

Y es que, de acuerdo con la OMS, aunque la maternidad es a menudo una experiencia positiva, para demasiadas mujeres es sinónimo de sufrimiento, enfermedad e incluso de muerte. Las principales complicaciones relacionadas con el embarazo y causales del 70% de las muertes maternas son: hemorragias, infecciones, abortos peligrosos, eclampsia y parto obstruido.

La OMS puntualiza que la mayoría de estas muertes pueden evitarse con una atención especializada al parto y acceso a la atención obstétrica de urgencia.

En este sentido, información del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) de INEGI, en México hay hospitales generales y clínicas de consultorios médicos tanto del sector privado como del sector público, siendo este último el de mayor número (Ver gráfica).

Ante la sospecha de estar embarazada debes acudir lo antes posible con un médico especializado para que supervise el desarrollo de tu embarazo. En México, a través de la recientemente modificada NOM-007-SSA2-2016 se establecieron los criterios mínimos para la atención de las mujeres embarazadas. A continuación las enlistamos de manera general.

Cómo puedes observar, el primer paso es elaborar y registrar tu historia clínica en un expediente o carnet, en el que conste tu nombre completo, edad, escolaridad, estado civil, empleo, lugar de residencia habitual, teléfono y los datos de algún familiar o amistad. Además, debe asentarse lo siguiente:

    • Antecedentes familiares (patológicos y no patológicos)
    • Embarazos previos y su resolución.
    • Buscar factores de riesgo.
    • Evolución del embarazo.
    • Edad gestacional.
    • Resultados de exámenes de laboratorio.
    • Evolución del embarazo en cada consulta.

Las pruebas de laboratorio y un examen físico permitirán al médico determinar si efectivamente estas embarazada y la edad gestacional, apoyado en tu última fecha de menstruación. La NOM-007-SSA2-2016, define la edad gestacional como:

El periodo transcurrido desde el primer día de la última menstruación normal en una mujer con ciclos menstruales regulares, sin uso de anticonceptivos hormonales; con fecha de última menstruación confiable, hasta el nacimiento o hasta el evento gestacional en estudio. Se expresa en semanas y días completos.

Para un embarazo normal (de bajo riesgo), los estudios que deberás realizarte trimestralmente son los siguientes:

De igual forma, si eres una embarazada de bajo riesgo, debes recibir como mínimo cinco consultas prenatales e iniciar preferentemente en las primeras ocho semanas de gestación (dos meses) o una vez que la prueba de embarazo ha dado positiva. La distribución de tus consultas será la siguiente:

El precio de la espera

Si estás pensando quedar embarazada o si ya lo estas, lo ideal es determinar lo antes posible en dónde recibirás la atención prenatal y del parto.

Es importante que un médico conozca y supervise el desarrollo del embarazo. Si bien puedes cambiar de profesional en caso de que no te sientas cómoda, trata de determinar quién y en donde serás atendida.

Si eres derechohabiente, puedes acudir a alguna institución de seguridad social del gobierno, en donde recibirás atención prenatal gratuita Si decides recibir atención privada debes determinar, con base en lo que indique el médico, el costo de consultas, estudios, vacunas, la atención del parto y honorarios médicos.

A finales de 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la adición del artículo 64 bis a la Ley General de Salud, en el que se establece que los servicios de salud prestarán  atención expedita a las mujeres embarazadas que presenten una urgencia obstétrica, solicitada de manera directa o a través de la referencia de otra unidad médica, en las unidades con capacidad para la atención de urgencias obstétricas, independientemente de su afiliación a cualquier esquema de aseguramiento.

La Dirección General de Estudios sobre Consumo (DGEC) de la Profeco recabó precios de pruebas de embarazo, estudios de laboratorio, consultas médicas y paquetes de maternidad en la Ciudad de México, área metropolitana y Guadalajara con el fin de estimar el costo de la atención privada del embarazo de bajo riesgo. Recuerda que el tipo y frecuencia de cada estudio dependerá de los criterios del médico y de las características de tu embarazo.

La información se obtuvo mediante solicitudes de presupuesto a diferentes compañías del ramo mediante la técnica de consumidor encubierto.

Cabe precisar que los precios son de lista (sin promoción). Regularmente encontrarás establecimientos que ofrecen descuentos en estudios o paquetes.

Con base en el artículo 44 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, los resultados de las investigaciones, encuestas y monitoreos publicados por la Procuraduría Federal del Consumidor no podrán ser utilizados por las empresas o proveedores con fines publicitarios o comerciales.



Si cuentas con un seguro de gastos médicos mayores, regularmente ampara parto o cesárea. Verifica su cobertura, es decir, la edad de la asegurada, si el alumbramiento es en territorio nacional o zona fronteriza, gastos erogados del recién nacido y el periodo de espera (antigüedad) continuos a partir de la fecha de contratación de la póliza. Revisa las condiciones.

La información presentada es estrictamente para fines informativos y comparativos. Esta selección de precios, servicios y productos se ha realizado de forma aleatoria. No tomes este artículo como una serie de recomendaciones de consumo, solo como referencia.

Para mayor información sobre características, servicios adicionales, requisitos, precios y promociones, te recomendamos acudir directamente con el proveedor del producto o servicio.

De acuerdo con la frecuencia de los estudios, atención médica y hospitalaria establecidos en la NOM-007-SSA2-2016, en la atención del embarazo y nacimiento del bebé en hospitales o clínicas del sector privado, sin considerar los honorarios médicos del parto o cesárea, se puede desembolsar un total de $22,868 a $50,499 para un parto normal y de $28,560 a $67,099 para una cesárea (ver cuadro).

La selección del tipo de nacimiento debe basarse en criterios del médico, tu consentimiento y seguridad, y la del bebé.

Además de lo anterior, debes considerar el desembolso en vitaminas, ácido fólico, calcio, suplementos alimenticios, alimentación especial (si es el caso), ropa para ti y el bebé, así como algunos accesorios.

Lo ideal es que la atención prenatal comience tres meses antes de quedar embarazada con el fin de recibir asesoría y revisión médica para asegurarse de que gozas de buena salud y no padeces ninguna enfermedad u otras afecciones.

Por lo tanto, si estás pensando en quedar embarazada o ya lo estás, lo ideal es hacer un presupuesto o ajustar el que ya tienes hecho, con el fin de enfrentar los desembolsos financieros relacionados con la gestación de un bebé.

El trabajo y el embarazo

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT), Artículo 64, las mujeres disfrutan de los mismos derechos y tienen las mismas obligaciones que los hombres.

Sin embargo, durante la maternidad se debe tratar a la mujer con una atención particular ¿Por qué durante esta etapa? En el estudio Derecho de las Madres Trabajadoras de Gamboa y García encontramos la respuesta: porque toda persona tiene derecho a la salud, al desarrollo de la familia y porque la maternidad es el medio para continuar con la descendencia humana.

El artículo 170 de la LFT determina los derechos de las madres trabajadoras embarazadas, mismos que te describimos a continuación:

  • Durante el periodo del embarazo, no realizarán trabajos que exijan esfuerzos considerables y signifiquen un peligro para su salud.
  • Disfrutarán de un descanso de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto (ocho semanas en caso de hijos con cualquier tipo de discapacidad).
  • En el periodo de lactancia, hasta por el término máximo de seis meses, tendrán dos reposos extraordinarios por día, de media hora cada uno, para alimentar a sus hijos, en un lugar adecuado e higiénico que designe la empresa, o bien, cuando esto no sea posible, previo acuerdo con el patrón, se reducirá en una hora su jornada de trabajo durante el período señalado.

Lo anterior sin que sufras perjuicio en tu salario, prestaciones y derechos, durante el estado de gestación y la lactancia (Art. 166).

Recomendaciones

Si bien, el embarazo es una etapa especial para ti, y tu pareja, existen muchos aspectos a considerar conforme este avanza. El chequeo médico, tu alimentación, ejercicio, hábitos saludables y un presupuesto para afrontar los gastos necesarios serán las mejores prácticas que harán más disfrutable esta etapa. A continuación, te hacemos algunas recomendaciones.

  1. Si estas embarazada o piensas estarlo, busca lo antes posible atención prenatal para vigilar la evolución del embarazo y obtener una adecuada preparación.
  2. Los estudios de laboratorio deben basarse en las prescripciones del médico ginecólogo o ginecobstetra. Pregunta a tu médico en qué consiste el examen o prueba que te ha solicitado, pues te ayudará a saber lo que te realizarán.
  3. Si has tomado la decisión de atenderte en un hospital privado, infórmate con tu médico sobre los hospitales en los que puede atender el parto y sus honorarios médicos.
  4. Empieza la búsqueda del hospital desde los dos meses de embarazo, no sólo lo consideres para dar a luz sino también en caso de que se presente una complicación.
  5. Al realizarte estudios en un laboratorio clínico, indaga sobre las promociones y descuentos. Considera la vigencia.
  6. Mantén siempre una actitud consciente respecto al funcionamiento de tu cuerpo y los tipos de cuidados de salud necesarios para ti y el bebé.

Si te cobran indebidamente, no te respetan lo acordado o te niegan el servicio, presenta una queja o acude a la delegación Profeco que te corresponde o llama al Teléfono del Consumidor 5568 8722 en la Ciudad de México y área metropolitana, y 01 800 468 8722, larga distancia sin costo desde el resto del país.

Para la solución de controversias entre usuarios y prestadores de los servicios médicos llama a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED) al 5420-7000 y 0155-5420-7000.

Fuentes:

  • Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
  • NOM-007-SSA2-2016, para la atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, y de la persona recién nacida la atención prenatal.
  • Instituto Nacional de Salud Pública. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012, consultado el 6 de mayo de 2016 en: http://ensanut.insp.mx/
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Estadísticas de natalidad, consultado el 9 de mayo de 2016 en: http://www.inegi.org.mx/itales/natalidad/default.aspx
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), consultado el 9 de mayo de 2016 en: http://www3.inegi.org.mx/sistemas/mapa/denue/default.aspx
  • Organización Mundial de la Salud (OMS). Mortalidad materna, consultado el 6 de mayo de 2016 en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs348/es/
  • Consejo Nacional de Población, (CONAPO). Indicadores de Salud Sexual y Reproductiva Entidades Federativas 2014, consultado el 11 de mayo de 2016 en: http://www.conapo.gob.mx/en/CONAPO/Indicadores_de_Federativas_2014
  • Secretaría de Salud. Instituto Nacional de Salud Pública. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), resultados nacionales 2012, consultado el 11 de mayo de 2016. Documento digital.
  • Diario Oficial de la Federación (DOF) 12/11/2015.
  • Ley Federal del Trabajo (LFT)
  • Gamboa y García “Derechos de las Madres trabajadoras, estudio teórico conceptual de las iniciativas”. Consultado el 16 de mayo de 2016, en: http://www.diputados.gob.mx/sedia/sia/spi/SPI-ISS-09-06.pdf
Última modi02-Jun-2016-->-->-->-> por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.