Inicio > Educación y Divulgación > Brújula de compra > Histórico 2013 > Muchos deseos y pocas calorías. Obesidad y sobrepeso

Brújula de compra

Muchos deseos y pocas calorías. Obesidad y sobrepeso.

Por Alma Beade Ruelas y Carlos Enrique García Soto
(Diciembre de 2013)

Cuando piensas en la temporada decembrina, seguramente vienen a tu mente regalos, fiestas y deliciosos platillos típicos de época. Además, es común que los encuentros laborales, familiares y con los amigos a través de desayunos, comidas o cenas se incrementen en estas fechas.

Sin embargo, dadas las estadísticas relacionadas con la obesidad en México (ENSANUT 2012), en las cuales 7 de cada 10 adultos presentan un exceso de peso corporal y uno de cada tres niños padece sobrepeso u obesidad, bien vale la pena medirse y pensarlo dos veces antes de caer en excesos.

En el presente artículo podrás conocer más sobre las consecuencias de “cargar” con kilos de más y la forma de iniciar, si es que no lo has hecho, las acciones que te permitan mantener un peso saludable.


El sobrepeso y la obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al sobrepeso y la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Según información contenida en la nota descriptiva Obesidad y sobrepeso de la OMS, las causas se atribuyen a:

    Un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas, producto del aumento de alimentos hipercalóricos, ricos en grasas, sal y azúcares, pero reducidos en vitaminas, minerales y otros micronutrientes.

    Descenso de la actividad física, resultado del aumento del sedentarismo, por la creciente urbanización, entre otras.

Para determinar el exceso de peso, el Índice de Masa Corporal (IMC) es uno de los criterios más importantes, el cual considera tres factores: sexo, peso actual y estatura.

Por su parte, la Norma Oficial Mexicana NOM-008-SSA3-2010 Para el tratamiento integral del sobrepeso y la obesidad, describe los parámetros de éstos de la siguiente manera:

Sobrepeso y obesidad de acuerdo al Índice de Masa Corporal (IMC)

 

IMC

Sobrepeso

Igual o mayor a 25 kg/m² y menor a 29.9 kg/m² y en las personas adultas de estatura baja, igual o mayor a 23 kg/m² y menor a 25 kg/m²

Obesidad

Igual o mayor a 30 kg/m² y en las personas adultas de estatura baja igual o mayor a 25 kg/m²

Nota. Se considera talla baja a la clasificación que se hace como resultado de la medición de estatura menor a 1.50 metros en la mujer adulta y menor de 1.60 metros para el hombre adulto.

Un poco de estadística

Para entender el contexto del tema de la obesidad y sobrepeso, mucho ayuda echar un vistazo a las cifras. Estimaciones realizadas por la Asociación Internacional de Estudios de la Obesidad, en 2010 había mil millones de personas adultas con sobrepeso y otras 475 millones obesas en el mundo.

Por su parte, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OECD, por sus siglas en inglés) al 2012, ubica a México en el segundo lugar en obesidad en adultos sólo por debajo de Estados Unidos.

Información de la nota sobre Obesidad y sobrepeso, revela que estos padecimientos son el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo y que cada año mueren por lo menos 2.8 millones de personas adultas a consecuencia de esta condición.

Cabe señalar que, a estos padecimientos se les atribuye 44% de la carga de los casos de diabetes, 23% de la carga de cardiopatías isquémicas, y entre 7% y 41% de la carga de algunos cánceres.

En el caso de México, las principales causas de defunción en 2011, como se observa en la gráfica, fueron las enfermedades del corazón, la diabetes y tumores malignos, padecimientos asociados con el sobrepeso y obesidad.


grafica 1

Y es que, de acuerdo con la NOM-043-SSA2-2012 Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación, la falta de educación en materia de nutrición en la población, la pobreza agravada por la pérdida del poder adquisitivo, el encarecimiento de los alimentos y el contexto sociocultural, en muchas ocasiones restringen el acceso a una dieta correcta.

Por lo tanto, no resulta extraño observar que la diabetes, enfermedades cardiovasculares y obesidad, en conjunto representan la segunda causa de consulta, principalmente en personas de 50 años y más (ver cuadro).


Distribución porcentual de las causas de consulta. México.

ENSANUT 2012

ensanut 2012

Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, 2012. Resultados Nacionales.

¿Somos lo que comemos?

Cada quien tiene un concepto distinto sobre lo que es una dieta correcta: algunos evitan comer carne roja, otros son vegetarianos, otros más consumen sólo alimentos orgánicos, incluso algunos piensan que gastar más implica comer mejor.

Sin embargo, la NOM-043-SSA2-2012 establece los criterios generales que unifican y dan congruencia a la orientación alimentaria; además brinda a la población opciones prácticas con respaldo científico, para la integración de una alimentación correcta que pueda adecuarse a sus necesidades y posibilidades.

Pero ¿qué es una alimentación correcta? De acuerdo con la NOM es la que cumple con las siguientes características:

    a) Completa. Que contenga todos los nutrimentos, incluyendo en cada comida alimentos de los 3 grupos: verduras y frutas; cereales y tubérculos, y leguminosas y alimentos de origen animal.

    b) Equilibrada. Que estos nutrimentos guarden proporciones apropiadas entre sí.

    c) Inocua. Que su consumo habitual sea con moderación y no implique riesgos para la salud, al estar exenta de microorganismos patógenos, toxinas y contaminantes.

    d) Suficiente. Que cubra las necesidades de todos los nutrimentos para que un adulto tenga una buena nutrición y un peso saludable, y en los niños, para un crecimiento y desarrollo correcto.

    e) Variada. Que incluya en cada comida diferentes alimentos de cada grupo.

    f) Adecuada. Que sea acorde con los gustos y cultura de quien consume y ajustada a sus recursos económicos, sin sacrificar las características antes mencionadas.

Para tener una aproximación respecto a lo que comemos, la Dirección General de Estudios sobre Consumo de Profeco encuestó, del 28 de octubre al 27 de noviembre de 2013, a 877 consumidores en el Distrito Federal con el fin de conocer sus hábitos al consumir comida preparada fuera de casa entre semana y fines de semana, además conocer la percepción sobre su alimentación y estado de salud.

De los resultados obtenidos destacan los alimentos preferidos en los diferentes horarios de comida y colaciones, mismos que te presentamos a continuación:

Alimentos preferidos en los diferentes días y horarios de comida

 

Alimentos con mayor porcentaje de respuesta

Lunes a viernes

Sábados y domingos

Desayuno

Tamales o tortas de tamal (20.5%)

Barbacoa o carnitas (38.1%)

Comida

Comidas corridas (50.4%)

Pollos rostizados, al carbón, etc. (21.6%)

Cena

Tacos (59.1%)

Tacos (43.5%)

Colaciones

Golosinas (42.1%)

Golosinas (64.7%)

Como puedes observar, no necesariamente se prefiere lo más sano sino aquellos alimentos que tienen un alto contenido en grasa, azúcares y carbohidratos.

A pesar de lo anterior, 65.7% consideró su alimentación diaria regularmente nutritiva, 69.9% dijo no conocer la cantidad de calorías que debe consumir diariamente de acuerdo a su peso y talla; así como 73.8% se consideró regularmente saludable.

Además, existen diferencias sobre la percepción de lo saludable o nutritivo de acuerdo con el nivel de estudios, ingreso personal mensual y género.

De acuerdo con nuestros resultados, las mujeres son las que más se consideran muy saludables (26.0%), tal como se muestra en la siguiente gráfica:

En relación a la cantidad de calorías que debe comer diariamente respecto a su peso, talla y actividad física, los encuestados con menor nivel de estudios son los que más desconocen esta información (ver gráfico).


Finalmente, el porcentaje más alto sobre la percepción de una alimentación diaria muy nutritiva fue en los encuestados con mayor nivel de ingreso mensual personal.


De acuerdo con la información anterior, mucho tiene que ver la percepción individual que se tiene sobre el tema de la alimentación. Ante esto, nada ayuda más que el diagnóstico adecuado de los especialistas en salud y nutrición.

Para conocer más sobre el tema de alimentos en la calle te invitamos a que consultes el artículo “Comer fuera de casa ¿el pan nuestro de todos los días?” en la Revista del Consumidor de enero 2014.

Y entonces… ¿Qué hacer?

Ante el panorama que te acabamos de presentar, el dilema ya no debería ser cómo enfrentar la tentación de comer demás en un mes como diciembre, en el que gran parte de los festejos (posadas, reuniones, cena navideña y de fin de año) están relacionados con la comida típica de la temporada. Tu objetivo ahora y siempre debe ser comer bien en cualquier temporada y en cualquier hora del día.

Existen programas, acuerdos o campañas gubernamentales orientados a concientizar a la población sobre el cuidado de la salud, fomentar una alimentación saludable y el hábito del ejercicio, a fin de revertir el panorama actual de la obesidad.

Las acciones a nivel federal se pueden observar a través de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes la cual tiene por objeto lo siguiente:

Mejorar los niveles de bienestar de la población y contribuir a la sustentabilidad del desarrollo nacional al desacelerar el incremento en la prevalencia de sobrepeso y obesidad en los mexicanos, a fin de revertir la epidemia de las enfermedades no transmisibles, particularmente la diabetes mellitus tipo 2, a través de intervenciones de salud pública, un modelo integral de atención médica y políticas públicas intersectoriales”.

Y establece además, cuatro premisas:

  1. La salud debe estar presente en todas las políticas públicas.

  2. El enfoque de atención debe estar basado en determinantes sociales, bajo un abordaje integral, que incluye desde la promoción de la salud hasta la atención médica.

  3. Privilegia la suma de esfuerzos y alineación de acciones de todos los sectores y todos los actores.

  4. Son elementos esenciales para su correcto funcionamiento la medición del impacto de las acciones y la rendición de cuentas.

(Síntesis ejecutiva, Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes).

Por su parte, los Lineamientos para el Expendio o Distribución de Alimentos o Bebidas en los establecimientos de consumo escolar de los planteles de educación básica establecen recomendaciones e información sobre los aportes de energía sugeridos en el refrigerio escolar, según nivel de educación, así como recomendaciones y características de los alimentos y bebidas para los refrigerios escolares.

Asimismo, en el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria, Estrategia para el Sobrepeso y la Obesidad, se encuentra en difusión constante a través de televisión y radio por medio de campañas como 5 Pasos por tu salud: actívate, toma agua, come frutas y verduras, mídete y comparte.

Las instituciones de salud también cuentan con programas que tienen por objeto el control y prevención de la obesidad y sobrepeso. Así, el Instituto Mexicano del Seguro social (IMSS) creó el programa Prevenimss y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con Prevenissste, por mencionar algunos.

No esperes más, infórmate y toma las acciones pertinentes para iniciar un nuevo año lleno de buenos hábitos, menos kilos y más salud.

Recomendaciones

A continuación, agrupamos una serie de recomendaciones obtenidas de los documentos mencionados anteriormente; sin embargo, tu mejor aliado es la información y la ayuda de especialistas en la materia. Toma en cuenta que los hábitos saludables pueden fomentar un mejor estilo de vida, el cual podrás transmitir a tu familia.

    a) En cada una de las comidas del día incluye al menos un alimento de cada uno de los tres grupos (verduras y frutas; cereales y tubérculos, y leguminosas y alimentos de origen animal) y de una comida a otra varía lo más posible los alimentos que se utilicen de cada grupo, así como la forma de prepararlos.

    b) Come verduras y frutas en abundancia, en lo posible crudas y con cáscara, para disminuir la densidad energética en la dieta; prefiere las regionales y de temporada que son más baratas y de mejor calidad.

    c) Incluye cereales integrales en cada comida, combinados con semillas de leguminosas.

    d) Come alimentos de origen animal con moderación, prefiere las carnes blancas como el pescado o el pollo sin piel a las carnes rojas como la de cerdo o res.

    e) Toma en abundancia agua simple potable.

    f) Consume lo menos posible grasas, aceites, azúcar, edulcorantes y sal, así como los alimentos que los contienen.

    g) Realiza al día tres comidas principales y dos colaciones, además de procura hacerlo a la misma hora.

    h) Al comer, que ésa sea tu única actividad. Hazlo tranquilo, disfruta tu comida y evita realizar otras actividades que interfieran con la percepción del hambre y la saciedad.

    i) Consume alimentos de acuerdo con tus necesidades y condiciones. Ni de más ni de menos.

    j)Prepara y come tus alimentos con higiene, lávate las manos con jabón antes de preparar, servir y comer tus alimentos.

    k) Acumula al menos 30 minutos de actividad física al día. Hay actividades que te pueden ayudar a moverte y a la vez divertirte, por ejemplo: bailar, andar en bicicleta, entre otros.

    l) Si decides ejercitarte, elige elegir un deporte que en verdad te guste, de lo contrario, es probable que lo abandones por aburrimiento.

    m) Si tienes la necesidad de comer fuera de casa, evita aquellos establecimientos en donde se prepare con mucha grasa.

    n) En la medida de lo posible lleva comida a tu trabajo, escuela, etc. Ya sea que la prepares o bien lleves fruta y verduras. Esta práctica te puede ayudar a no comprar en la calle alimentos con gran aporte calórico.

    o) No realices dietas que se anuncian como milagrosas, estas pueden tener consecuencias negativas a tu salud.

    p) Si requieres de dieta, acude con el profesional de la salud y nutrición para elegir el plan alimenticio adecuado para tu talla, actividades diarias y a tus necesidades particulares de acuerdo con tu organismo e historial clínico.

Si utilizas este material, por favor cita al boletín electrónico Brújula de compra de Profeco.

Última modificación :

30-Dec-2013 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.