Brújula de compra

Los adultos mayores y la salud

Por Alma Beade Ruelas
(30 de abril de 2012)

El ciclo de la vida humana es interesante en cada una de sus etapas. Conforme éste avanza, se presentan importantes cambios en la vida de las personas en distintos ámbitos, tanto social, como económico y físico. En cuanto a este último elemento, la vejez está marcada por el deterioro, la disminución de facultades y la aparición de forma recurrente de enfermedades crónico-degenerativas, al tiempo que, los roles desempeñados en sociedad así como en la familia marcan un descenso gradual en la toma de decisiones y la percepción social de su importancia.

En esta etapa de la vida, la salud es tema de plática constante, ya sea por experiencias propias o de otra persona, por lo que es común escuchar a los adultos mayores hablar de sus dolencias, padecimientos, ya sea por cuestiones inherentes a la naturaleza humana o por alguna enfermedad crónica o degenerativa.

Sin embargo, para contribuir a vivir el envejecimiento con vitalidad es importante que las instituciones, los prestadores de servicios de salud, la familia y el propio adulto mayor enfoquen sus esfuerzos para lograr este propósito.

En esta segunda entrega te presentamos la forma como los adultos mayores ven afectados sus gastos y su consumo desde el punto de vista de la salud y el posible deterioro de esta como consecuencia de la aparición de enfermedades.

 

Más esperanza de vida, más adultos mayores


El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) afirma en el documento Estadísticas a Propósito del Día Internacional de las Personas de Edad 2011 que durante las últimas cuatro décadas, México experimentó un acelerado cambio en los ámbitos demográfico y epidemiológico, consolidando así su paso a una etapa avanzada de la transición demográfica: la disminución de la mortalidad aumentó los años de sobrevivencia y, por consiguiente, un mayor número de personas logran vivir hasta edades avanzadas.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población (Conapo), al 2010 la esperanza de vida de las mujeres era de 77.8 años y 73.1 en hombres, cifra muy por arriba de la esperanza de vida en 1930, la cuál era en promedio de tan sólo 36.8 años.

 

esperanza de vida al nacer


Este cambio en la esperanza de vida al nacer y la tasa de fecundidad, provocará grandes cambios en la pirámide poblacional para 2030, como se observa en la siguiente gráfica.

 

población en México


Con base en las proyecciones sobre población en México del Conapo, al 2010 por cada 30 adultos mayores hay 100 niños. Para 2035, según los datos estimados, esta proporción se igualará, para posteriormente invertirse y llegar en 2050 a tener 162.8 adultos mayores por cada 100 niños.

Ante estas cifras es evidente la necesidad de tomar en cuenta las necesidades de los adultos mayores en este caso particular en cuanto a salud, ya que este grupo de la población tendrá un peso importante tanto en la sociedad como en la economía de los años por venir.

 

El adulto mayor y sus padecimientos


La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe Estadística sanitarias mundiales 2011, afirma que las enfermedades del corazón, los derrames cerebrales, la diabetes y el cáncer provocan en la actualidad dos tercios de las muertes a nivel mundial.

También se menciona que las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, algunos tipos de cánceres, y las enfermedades respiratorias crónicas, aumentan de forma constante y afectan tanto al mundo desarrollado como a los países en desarrollo y, a personas de todas las edades.

Además, en este informe se dice que "En 2008 estas enfermedades causaron 36 millones de defunciones en todo el mundo, frente a 35 millones en 2004. Las causas de las principales epidemias de enfermedades crónicas se conocen bien y están sobradamente documentadas; comprenden entre otras, la alimentación poco saludable y el aporte calórico excesivo, el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad, el consumo nocivo de tabaco y alcohol."

En México, estadísticas de la Secretaría de Salud, revelan que las enfermedades crónico-degenerativas en el adulto mayor afectan tanto a hombres como a mujeres. Entre las más importantes se encuentran la diabetes mellitus y la insuficiencia renal crónica, como se muestra en la siguiente tabla:

 

Principales causas de ingreso al hospital de la población de 60 años y más por género

Causa

Ingreso por género

Mujeres

Hombres

Diabetes mellitus no insulinodependiente

35,047

28,117

Insuficiencia renal crónica

26,214

28,678

Otras enfermedades pulmonares obstructiva crónicas

13,836

13,964

Diabetes mellitus no especificada

10,984

9,593

Otras enfermedades cerebrovasculares

9,672

9,146

Neumonía, organismo no especificado

9,116

8,633

Fuente: SINAIS, SSA. Egresos Hospitalarios 2008. Base de datos. Conapo. Proyecciones de la Población en México 2005-2050.

 

 

De manera específica, tanto en hombres como en mujeres, la principal causa de muerte en los adultos mayores es la diabetes, seguida de las enfermedades isquémicas del corazón.

 

porcentaje de las principales defunciones de la población de 60 años y más


 

Las enfermedades y el gasto se incrementan


Según datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2010, los hogares donde no hay adultos mayores gastan en promedio en la salud de sus integrantes $1,199 trimestrales, pero este gasto se incrementa a $1,561 cuando los hogares se componen por al menos una persona de 60 años o más, lo que significa un incremento de 30%.

 

población en México


 

Conforme los individuos nos hacemos mayores, nuestro organismo se deteriora y con ello es más probable que se presenten enfermedades, lo cual impacta en el bolsillo de nuestras familias. Debido a que como ya se mencionó existe una tendencia al envejecimiento de la población, el gasto que tendrán que hacer tanto las familias como el Estado en este rubro será cada vez mayor. En el Informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la Situación Financiera y los Riesgos del IMSS 2009-2010, se advierte que el gasto por atender enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, insuficiencia renal, cáncer cervicouterino, cáncer de mama y VIH/Sida se incrementará a un ritmo de 5% anual entre el 2012 y el 2050.

En la siguiente tabla se muestra que la atención de la insuficiencia renal registrará el mayor aumento en los gastos de atención médica, al pasar de 6 mil 545 millones de pesos en 2010 a 134 mil 077 millones para 2050, es decir, un incremento del 1,949% seguido del gasto relacionado con la atención de la diabetes mellitus y de la hipertensión arterial.

 

Gastos médicos totales del IMSS por padecimiento (Millones de pesos al año)

Enfermedades

2010

2050

Variación

Insuficiencia renal

6,545

134,077

1,949%

Diabetes mellitus

14,364

143,890

902%

Hipertensión arterial

14,480

130,829

804%

Cáncer cervicouterino

637

3,209

404%

Cáncer de mama

1,654

7,728

367%

VIH/Sida

1,371

3,464

153%

Total

39,051

423,197

984%

Fuente: Informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la Situación Financiera y los Riesgos del IMSS 2009-2010.

Resultados de la encuesta


De acuerdo con los resultados de la encuesta, aplicada por la Dirección General de Estudios sobre Consumo de Profeco en el Distrito Federal del 25 de octubre al 8 de noviembre de 2011, el gasto en medicinas y médicos especialistas representa el segundo concepto de gasto mensual realizado por los adultos mayores, como se observa en la gráfica.

 

gasto promedio mensual en dif. conceptos


Del total de entrevistados, 52.6% respondió que tienen una enfermedad crónica o discapacidad permanente. Por género, las mujeres llevan la delantera con casi 40%. En este enlace puedes consultar más información.

 

población en México


Por rangos de edad, quienes más padecen una enfermedad crónica o discapacidad permanente son los que tienen entre 65 y 74 años.

El gasto en promedio para adquirir medicinas, materiales de curación o aplicación asciende a $513. De igual manera, más de la mitad (53.9%) respondió que destina a este rubro entre $25 y $625.

Con respecto a servicios médicos, 26.4% contestó que destinó parte de su ingreso en este tipo de servicios. El gasto promedio mensual es de $1,715 en servicios de médicos o especialistas, es decir $20,580 anuales. En la siguiente gráfica se observa que la mayoría gastó en este rubro entre $326 y $625, aunque casi 23% asigna más de $925.

 

población en México


Además de la información obtenida a partir de la encuesta realizada por la Dirección General de Estudios de consumo de la Profeco, gracias a la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, 2010 del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM), pudimos saber que debido al alto costo que los servicios de salud representan para este sector de la población, alrededor del 80% de los adultos mayores se atienden con médicos de servicios de salud pública, mientras que solamente el 31% lo hacen con servicios médicos privados. Asimismo,  alrededor del 40% respondió que para cuidar su salud recurren a remedios recomendados por familiares o amigos, y casi 11% utiliza la medicina alternativa.

Una de las instituciones del gobierno federal que apoya a los adultos mayores en distintos ámbitos es el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) . En cuanto a salud, este Instituto apoya en la detección, el control y seguimiento en las enfermedades comunes en este sector de la población. Para conocer sobre él puedes consultar este enlace.

 

Conclusión


Para hacer frente a las diferentes enfermedades que quejan al adulto mayor se deben incrementar las labores de prevención y mejorar el acceso a servicios por parte de las instituciones para detectarlas con anticipación. Se necesita motivar al adulto mayor para que modifique su estilo de vida, adopte buenos hábitos alimenticios, dé continuidad a sus tratamientos y convencerlo de visitar con más frecuencia al médico.

El adulto mayor debe acudir con anticipación al médico o especialista para poder detectar cualquier tipo de enfermedad a tiempo. Lo importante es que no vaya cuando la enfermedad está muy avanzada, pues eso implica realizar gastos continuos en medicinas, materiales de curación o aplicación, lo que conlleva a un desequilibrio del presupuesto familiar en el largo plazo.

Si por algún motivo, el adulto mayor tiene alguna enfermedad que lo incapacite físicamente, la familia debe procurar ayudarlo a integrarse a las actividades que aún le sean posibles realizar. Pedir su opinión sobre qué alimentos prefiere comer, qué trabajo desea realizar en sus ratos libres o cómo le gustaría romper su rutina, etc., ya que todo ello contribuirá a su bienestar y a tener una mejor calidad de vida.


Si utilizas este material, por favor cita al boletín electrónico Brújula de compra de Profeco.

Última modificación : 13-Jul-2012 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.