Pintura de Nopal

Rendimiento: 7 litros aproximadamente
Tiempo de preparación: 1 día

Ingredientes:

  • 5 Nopales grandes
  • 2 1/2 Kg. De cal
  • 2 tazas de sal de mesa
  • colorante para cemento de color de su agrado
    (la cantidad depende de la intensidad de color que desee obtener)
  • 6 litros de agua
 
Utensilios:
  • tazón de vidrio con capacidad de 3 a 4 litros
  • colador grande
  • cubeta o recipiente con capacidad de 8 litros
  • palo de 50 cm limpio
  • cuchillo y tabla de picar
  • guantes de goma
  • cubrebocas
  • botes de pintura vacíos con tapa, limpios y secos,
  • suficientes para envasar 7 litros de pintura (puede reciclar garrafones y botellas)
 

Procedimiento:






1.- Ponga los nopales cortados en trozos pequeños en el tazón y agregue 2 litros de agua.
Deje reposar durante toda la noche para que suelten la baba.

2.- Al día siguiente, en la cubeta, vierta la cal, la sal y los 4 litros de agua restante, revolviendo muy bien los ingredientes con el palo de madera.

3.- Incorpore la baba de nopal, previamente colada, y mezcle perfectamente.

4.- Poco a poco agregue el colorante; recuerde que la cantidad depende del tono que desee.
Si quiere obtener pintura blanca no es necesario usar el colorante.

Envasado y conservación

Vierta la pintura en los recipientes. No olvide colocarles una etiqueta con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad.

La pintura se mantiene en buenas condiciones hasta por un año si se conserva bien cerrada, en un lugar seco y oscuro.

 

Modo de empleo:
  • La superficie que va a pintar debe estar perfectamente limpia y seca.
  • Agite la pintura y aplique dos capas con una brocha o rodillo.

Recomendaciones

  • Use guantes y cubrebocas durante la elaboración del producto.
  • Puede agregar blanco de España (1/4 kg) para darle más consistencia a la pintura
    (se consigue en tlapalerías).
  • Si desea repintar la superficie con pintura vinílica, deberá preparar la superficie con un sellador.

Dato interesante

El nopal, al igual que muchos otros vegetales similares, secreta un líquido viscoso al que comúnmente se le denomina "baba". Químicamente, la baba es un carbohidrato (particularmente se clasifica como goma). Una de sus aplicaciones más importantes es que permite fijar los colores. Por este medio, los antiguos mexicanos fijaban los tintes naturales en los templos y edificios civiles formando obras verdaderamente coloridas.

Este recurso también se utiliza en la técnica de "pintura al fresco" o sobre muros, en la que la baba tradicionalmente se mezcla con arena como soporte para el color.

 

Receta publicada en la revista no. 347 de enero 2006