Jabón líquido con sábila

Rendimiento: 1 litro
Tiempo de preparación: 30 minutos aprox.

Ingredientes:

  • 1 litro de agua limpia
  • 1/2 taza de sobrantes de jabón de tocador o jabón neutro previamente rallado
  • la pulpa de una hoja de sábila de 30 cm aproximadamente
 
Utensilios:
  • cuchillo
  • cuchara sopera
  • vaso
  • cacerola con capacidad de 2 litros
  • envase de plástico con tapa, con capacidad de 1 litro
  • embudo
  • etiqueta adherible
 

Procedimiento:
  • Con el cuchillo haga un corte a lo largo de la hoja de sábila y con la cuchara raspe por el interior de ambas partes para retirar la pulpa que se va colocando en el vaso y que se reserva para su uso posterior.
  • Aparte en la cacerola ponga la mitad del agua a fuego alto y cuando esté caliente regule la flama a la mitad para añadir poco a poco el jabón sin dejar de mover suavemente.
  • Cuando el jabón se haya disuelto añada el agua restante, retire del fuego y añada la pulpa de la sábila, que reservó en el paso uno, sin dejar de mover.
  • Una vez que tome una apariencia uniforme, es decir de un solo color. y consistencia el jabón líquido estará listo y puede proceder a envasar.
 

Envasado, conservación y caducidad:

Vacíe el jabón líquido con sábila al envase con ayuda del embudo, ciérrelo perfectamente y etiquete con el nombre del producto, la fecha de elaboración y la de caducidad. Cuando se enfríe totalmente estará listo para usarse o lo puede guardar en un lugar fresco de esta manera conserva sus propiedades óptimas de uso hasta por 3 meses.

Dato Interesante:

La sábila es una planta originaria de Europa, pertenece a la familia de las liliáceas, unas son pequeñas, y otras alcanzan una altura de 2 metros. Su nombre científico es Aloes bulgaris, tiene propiedades emolientes y humectantes además se ha usado en el tratamiento de contusiones, quemaduras, picaduras de insectos, cortaduras, hinchazones, acné y salpullidos, entre otros.

 

Beneficios:

Este jabón es económico, rendidor y no tóxico, pues al reutilizar los sobrantes de jabón de tocador se evita el desperdicio, evita un gasto y además aprovechará las bondades de ésta planta que abunda en cualquier región.

Recomendaciones:

Para su mejor aprovechamiento, se puede usar un recipiente con vertedero y tenerlo cerca del lava manos.
Puede añadir unas gotas del perfume de su preferencia o de algún aceite esencial de su agrado, éste último lo puede conseguir en droguerías o farmacias grandes

 

Receta publicada en la Revista del Consumidor