Pan casero (bolillo, telera, o pan español)

Rendimiento 14 piezas de 60gr (850 gr aprox.)
Tiempo de preparación 4 horas

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina de trigo cernida
  • 1 ¼ tazas de agua caliente (hasta donde el tacto lo soporte)
  • ¼ de taza de azúcar
  • 6 cucharadas soperas de margarina (se puede sustituir por manteca vegetal)
  • 4 cucharadas cafeteras de levadura en barra o un sobre de levadura en polvo (se adquiere en tiendas de materias primas)
  • Yema de 1 huevo (opcional)
  • 1 cucharada sopera de sal
  • Margarina o matequilla (la necesaria para engrasar las charolas)
 
Utensilios:
  • Recipiente metálico con capacidad de 2 lt (molde para panificación)
  • Taza (de preferencia medidora)
  • 2 charolas de acero inoxidable (charolas para hornear)
  • Espátula o cuchillo
  • Cuchillo o cutter
  • Cuchara sopera de peltre o plástico
  • Trozo de manta de cielo o tela de algodón (de acuerdo al tamaño de su recipiente metálico
  • Panera con tapa (o bien una bolsa de plástico)
 

Procedimiento:
  • Tome 1 taza de harina, el azúcar y la sal. Mezcle perfectamente sobre la mesa.
  • Con la cuchara, desmore la levadura, en caso de que sea húmeda.
  • Sobre la mesa forme un zócalo o fuente (un círculo con un hueco en el centro) donde coloque la levadura y añada ¼ de taza de agua caliente, poco a poco. Incorpore la harina y 2 cucharadas de margarina hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Coloque la masa en el recipiente metálico, previamente engrasado. Unte la superficie de la masa y márquela en la parte superior con una cruz. Cúbrala con un lienzo húmedo y coloque el recipiente sobre la tapa del horno abierto, previamente calentado a lo mínimo (también puede dejar reposar al sol).
  • Deje reposar la masa de 20 a 35 minutos o hasta que triplique su volumen.
  • Mientras esto ocurre, mezcle los demás ingredientes (2 tazas de harina, 3 cucharadas de margarina, 1 taza de agua caliente y la yema) hasta obtener una pasta homogénea.
  • Ya que aumentó el volumen de la masa en reposo, incorpórela con la otra. Una vez incorporadas perfectamente, repita nuevamente el paso 4.
  • Deje 2 horas o hasta que duplique su tamaño.
  • Una vez que ocurra esto, amásela nuevamente y azótela contra la mesa. Córtela en 14 partes aproximadamente (bolitas de 60gr o más).
  • Cada porción haga bolitas con la mano en forma circular para obtener una figura semiesférica uniforme y de superficie tersa.
  • Dele a cada porción la forma deseada (cuernitos, bolillos, trenzas, pan español, baguette, etc.), coloque sobre las charolas engrasadas y deje reposar sobre la tapa del horno, hasta que las figuras dupliquen su volumen.
  • Cuando las piezas han duplicado su volumen, barnice con agua de sal (½ taza de agua con 1 cucharada cafetera de sal), haga cortes con el cuchillo (para el caso de bolillos y teleras) y meta al horno con la puerta abierta durante 5 ó 10 minutos para acelerar el crecimiento del pan.
  • Finalmente, cierre el horno y eleve la temperatura de 150-200°C por 15 minutos.
  • Ya afuera del horno, déjelo enfriar de 15 a 20 minutos antes de envasarse
 

Envasado y conservación:

Coloque el pan frío en la panera con tapa. En caso de no tenerla, guárdelo dentro de una bolsa de plástico.

Caducidad:

Será aproximadamente de 4 días.

Aporte nutrimental:

El pan pertenece al grupo de cereales, tubérculos, azúcares y grasas, que nos proporcionan energía. Para obtener un platillo nutritivo combine el pan con productos de los grupos de las leguminosas y alimentos de origen animal, que contienen proteínas; y del de frutas y verduras, que nos brindan vitaminas y nutrimentos inorgánicos.

Dato interesante:

Durante 1,200 años el pan ha sido uno de los alimentos más importantes de la humanidad. Los egipcios fueron, al parecer, los primeros en ensayar diversas maneras de elaborar pan. Agregaron a la harina semillas de loto y sésamo, además de mezclarla con leche, vino o aceite, para darle otro sabor. Usted también puede intentarlo, una vez que domine el proceso que le sugerimos. Así obtendrá diversos tipos de pan cada vez.

Beneficio:

Al elaborar pan casero garantiza la higiene, duración y calidad de éste.

 

Recomendaciones:
  • Antes de emplear la levadura húmeda, déjela a temperatura ambiente una media hora.
  • Si desea conservar la pasta ya reposada, colóquela en una bolsa de plástico dentro del congelador donde se conservará de 10 a 15 días; cuando la vaya a utilizar descongélela a temperatura ambiente, después amase sobre la mesa y manéjela como se indica desde el paso 4 en adelante.
  • Para decorar el pan, antes de hornearlo, puede barnizarlo con yema de huevo, o bien, espolvorearlo con ajonjolí.
  • Si desea pan con sabor a cebolla o ajo, añada el condimento en polvo en la masa sin levadura.
 

Receta publicada en la Revista del Consumidor