Frutas deshidratadas

Tiempo de preparación 10 días
Ahorro Dos terceras partes del precio comercial

Ingredientes:

  • 1/2 kg de naranja
  • 1 papaya
  • 1 piña
  • 1/4 de taza de jugo de limón
  • 1 litro de agua hervida o clorada
 
Utensilios:
  • cuchillo
  • tabla grande para picar
  • colador grande
  • recipiente de plástico o vidrio con capacidad de 3 litros
  • deshidratador solar (ver tecnología doméstica en la Revista del Consumidor de abril del 2002)
  • bolsas de celofán o frascos limpios con tapa
  • etiquetas adheribles
 

Procedimiento:
  • Lave bien toda la fruta y pele la papaya y la piña con el cuchillo. Procure no retirar demasiada pulpa.
  • Ponga el colador sobre el recipiente de 3 litros. Corte la piña y las naranjas en rebanadas de medio centímetro de grosor y colóquelas en el colador para escurrir el jugo. Después, acomode la fruta en el bastidor de malla del deshidratador solar.
  • Añada el jugo de limón y el agua al recipiente que contiene el jugo de la piña y la naranja.
    Corte la papaya y coloque las rebanadas de medio centímetro dentro del jugo para evitar que se oscurezcan. Déjelas ahí por 15 minutos, después escúrralas en el colador y colóquelas con la demás fruta.
  • Acomode las rebanadas separadas entre sí para permitir la circulación del aire.
    Ponga el deshidratador al sol. Al llegar el atardecer, retírelo del exterior y póngalo en un lugar cerrado.
  • Evite exponerlo a la humedad para que la fruta no la absorba. La naranja, la papaya y la piña tardarán aproximadamente 10 días en deshidratarse si el sol es constante.
 

Envasado y Conservación:

Guarde la fruta en las bolsas de celofán o en los frascos. Etiquete los envases con el nombre de la fruta, la fecha de elaboración y la de caducidad. Las frutas deshidratadas se conservan hasta por un año en un lugar fresco.

Aporte nutrimental:

Las frutas secas son una rica fuente de azúcares que pueden transformarse con rapidez en energía. Son además una buena fuente de fibra, hierro, potasio y vitamina C (ácido ascórbico).

 

Dato interesante:

La deshidratación es uno de los métodos más rudimentarios y antiguos utilizados por el hombre para conservar alimentos, ya que al retirarles al máximo el contenido de agua se evita el desarrollo de microorganismos.

Recomendaciones

  • Puede consumir estas frutas u ocuparlas para elaborar manualidades.
  • Rebane a su gusto la fruta, puede darle forma de estrellas o alguna otra figura de su agrado.
  • Puede deshidratar frutas como limón, toronja o mandarina, de la misma manera que la naranja; otras, como fresa o mango, siguiendo el procedimiento de la papaya.
 

Receta publicada en la Revista del Consumidor