Congelación de carne

(Rendimiento; 1 Kg)
Tiempo de preparación: 30 minutos

Ingredientes:

  • 1 Kg de carne de res o alguna que aparece en cuadro de recomendaciones (en trozos, molida o en bistec, según convenga).
 

Utensilios:

  • Colador de plástico
  • 3 o 4 charolas rectangulares de poliuretano*
  • Película plástica autoadherible*
  • Etiquetas adheribles

* Puede conseguirlos en tiendas de materia primas.

 

Procedimiento:

  • Lave muy bien la carne y escurre con la ayuda del colador.
  • Una vez escurrida la carne, coloque de forma separada en las charolas.
 

Envasado y conservación :

Una vez que la carne está acomodada en las charolas, cubra con el plástico procurando no dejar aire en el interior y coloque en el congelador. Finalmente, adhiera las etiquetas con el nombre del producto, fecha de elaboración y fecha de caducidad.

Caducidad:

La carne congelada mediante esta tecnología doméstica tiene una duración de 6 meses.

Aporte nutrimental:

La carne es un alimento rico en proteínas que son indispensables para la formación y desarrollo de los músculos.

Beneficio:

Al elaborar este tipo de productos en casa asegura la calidad e higiene de los alimentos que usted y su familia consumen.

 

Dato interesante :

La congelación disminuye el desarrollo de microorganismos, así como las reacciones enzimáticas que provocan el deterioro de los alimentos. Las bajas temperaturas disminuye la velocidad de reacciones químicas comunes en todo organismo vivo, sobre todo menores a 0°C, es por eso que este método se ha utilizado tanto para la conservación de alimentos.

Recomendaciones:

  • Puede congelar los tipos de carne siguiente, con el tiempo de vida que se especifica.
Variedad de carne
Tiempo de vida (meses)
Pollo
6
Res
6
Cerdo
6
Pescados crudos
6-7
  • Para descongelar la carne, coloque las charolas en la parte baja del refrigerador por cuatro horas o también puede sumergirla en el guiso hirviendo cuando se trata de trozos de carne y dejarlas hasta su total cocción.
  • No es recomendable congelar vísceras crudas, ya que pierden su textura en la descongelación, puede congelarlas ya cocidas.
  • Si desea puede condimentarlos, pero considere que su sabor será más fuerte.
  • Una vez descongelada la carne, o cualquier otro alimento, no es conveniente volver a congelar ya que pierde su textura.
 

Receta publicada en la Revista del Consumidor