Gomitas

Rendimiento: 550 g, aprox.
Tiempo de preparación: 45 minutos
Caducidad: 6 meses
Ahorro: 35% con respecto al producto comercial

Ingredientes:
• 3 cucharadas de grenetina*
• 1 1/4 tazas de agua purificada
• 1 taza de azúcar blanco (refinado)
• 3 cucharadas de miel de maíz*
• 1/2 cucharadita de esencia del sabor de su preferencia*
• colorante vegetal líquido o en polvo*
• 1 cucharadita de ácido cítrico**
• 2 tazas de fécula de maíz

* Se consiguen en tiendas de autoservicio o de materias primas.
** Se consigue en droguerías o tiendas de materias primas.
 
 
Utensilios:
• bolsas de plástico
• cacerola de 2.5 litros
• molde de vidrio refractario
 
Procedimiento:
1. Mezcle la grenetina en media taza de agua y deje reposar durante 5 minutos para que se hidrate.
2. Vierta en la cacerola el agua restante junto con el azúcar y la miel de maíz. Ponga a fuego alto y revuelva hasta que tome la consistencia de un almíbar (vea “Puntos de cocción del azúcar” en el vínculo “Procedimientos y técnicas”).
3. Retire la mezcla del fuego y agregue la grenetina hidratada, así como la esencia, el colorante y el ácido cítrico. Mezcle bien y deje enfriar 2 minutos sin dejar endurecer.
4. Vacíe la fécula de maíz en el molde refractario formando una capa de 2 cm de espesor. Con una cuchara u otro objeto, haga orificios sobre la fécula del tamaño y la forma que desee. Estos orificios servirán para dar forma a las gomitas.
5. Con la ayuda de una cuchara, vierta la mezcla en cada uno de los huecos que formó en la fécula de maíz y deje reposar hasta que las gomitas estén bien duras (aproximadamente 30 minutos).
6. Pasado este tiempo, y con ayuda de una cuchara limpia, retire las gomitas una por una y sacúdalas con una brocha de cocina.
 
Conservación:
Guarde las gomitas en bolsitas de plástico bien cerradas. Consérvelas en la alacena.
 
Recomendaciones:
• Puede dar distintas formas a las gomitas utilizando moldes espolvoreados con fécula de maíz, por ejemplo con forma de ositos. También puede darles forma de lombrices o víboras.
• Para evitar que el almíbar se adhiera a las paredes de la cacerola –con lo cual se obscurecería y la apariencia de las gomitas no sería tan agradable–, procure pasar una brocha de cocina humedecida con agua por las paredes de la cacerola durante el paso 2 del procedimiento.
 
¿Dudas? Imprimir Recomienda esta página

Validación técnica: Mtro. en Ciencias Miguel Ángel Meza V.