Dulces de tamarindo

Rendimiento: 1.8 kg
Tiempo de preparación: 1 1/4 horas
Caducidad: un año
Ahorro: 65% con respecto al producto comercial

Ingredientes:
• 1 kg de tamarindos
• 1 litro de agua purificada
• 4 1/2 tazas de azúcar moreno (estándar)
 
 
Utensilios:
• aplastador
• bolsa de plástico
• cacerola de 3 litros
• colador chino (de malla fina y forma de cono) o colador de acero inoxidable
• colador grande
• molde de vidrio refractario alargado o charola
• olla de 5 litros con tapa
• papel celofán
 
Procedimiento:
1. Pele los tamarindos, enjuáguelos bajo el chorro de agua dentro de un colador grande y déjelos escurrir.
2. En la olla de cinco litros ponga el agua a calentar. Cuando suelte el hervor, añada los tamarindos, tape y deje hervir durante 10 minutos.
3. Ponga los tamarindos en el colador chino, y con ayuda del aplastador, tritúrelos dejando caer la pulpa en la cacerola de tres litros. Si es necesario, agregue un poco de agua para facilitar este paso.
4. Ponga la cacerola al fuego y, sin dejar de mover, agregue cuatro tazas de azúcar; mueva continuamente con una cuchara para evitar que la mezcla se pegue en el fondo y se queme. Cuando la mezcla tome una consistencia muy espesa (como una pasta), vea el fondo del recipiente y escuche un sonido similar al de la plancha de vapor, retire del fuego y deje enfriar.
5. Vierta el azúcar restante en el molde refractario, forme bolitas con la pulpa y revuélquelas en ella.
 
Conservación:
Envuelva cada uno de los dulces con papel celofán y guárdelos dentro de una bolsa de plástico. Consérvelos en la alacena.
 
Recomendaciones:
• En el paso 4 del procedimiento puede adicionar otros ingredientes, como chile o sal, y así obtener diversos productos.
• También puede agregar un cuarto de cucharadita de sal y dos de chile piquín al azúcar en la que se revuelcan los dulces de tamarindo.
• Otra variante de este dulce se obtiene al retirar del fuego la pulpa cuando aún no esté demasiado espesa y envasarla en vasitos desechables del número cero, cerrarlos con papel celofán y asegurarlos con una liga.
• Puede utilizar este dulce para preparar agua fresca: sólo disuelva unas bolitas en una jarra de agua con hielo. Si tardan en deshacerse puede licuarlas.
 
¿Dudas? Imprimir Recomienda esta página

Validación técnica: Mtro. en Ciencias Miguel Ángel Meza V.