Inicio > Educación y Divulgación > Brújula de compra > Histórico 2012 > ¿Cómo pagar tu tarjeta de crédito?: Evita que las deudas ahorquen tus finanzas

Brújula de compra

¿Cómo pagar tu tarjeta de crédito?: Evita que las deudas ahorquen tus finanzas

Por Amadeo Segovia Guerrero y Carlos Enrique García Soto
(22 de junio de 2012)

Cada mes, Pilar pagaba el monto mínimo que le sugerían en su estado de cuenta. Después de medio año, a pesar de pagar mes con mes lo que el Banco establecía como pago mínimo en su estado de cuenta, tuvo la sensación de que la deuda no disminuía y ya le parecía "eterna".

Muy molesta por la situación debido a que había estado observando que la deuda no disminuía de acuerdo con la cantidad que ella aportaba. Sin entender bien lo que ocurría, decidió buscar a su amiga Mónica, experta en tarjetas de crédito, para ver si ella podía explicarle lo que estaba pasando.

Esta vez se pusieron de acuerdo para reunirse en el café internet, cerca de la casa de Pilar. Mónica le pidió que llevara su estado de cuenta, ya que ahí estaba la clave del asunto. En el lugar acordado rentaron una computadora y solicitaron dos cafés. Sin perder tiempo, comenzaron a charlar sobre el tema.

Pili presta atención, le dijo Mónica, en febrero de 2011, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que "para 22 millones de personas, la tarjeta de crédito era el producto financiero más utilizado. Aproximadamente 30% de los tarjetahabientes utiliza el plástico en condiciones óptimas, es decir, que la tasa de interés que paga es del 0%, mientras que cerca del 70% de las personas, utiliza el plástico en condiciones altamente costosas."

Pilar se quedó pensativa cuando Mónica le comentó este último dato y ante eso le pidió a Mónica que le explicara más a fondo sobre la forma en que debía utilizar y pagar su tarjeta de crédito para manejarla de la manera más optima posible.

Muy bien, comencemos por identificar la información que el banco te proporciona, contestó Mónica.

 

Información de la cuenta

En tu estado de cuenta aparecen diversos conceptos que es importante que entiendas para que puedas manejar adecuadamente tu tarjeta de crédito.

El primero de ellos es el capital o lo que debes. Este es el monto total de la deuda que corresponde a la suma de las compras o disposiciones de efectivo durante el periodo (las fechas de inicio y término que te fija la institución emisora de la tarjeta) en el cual se contabilizan las operaciones que realizaste más las comisiones correspondientes. Este capital o deuda tiene un límite que el Banco fijó en el momento en el que te otorgó la tarjeta, es decir, cuando dicha Institución generó para ti una línea de crédito, cuyo monto varía de acuerdo con el análisis que ésta hace de diversos factores tales como el historial, el trabajo y salario o sueldo con el que cuenta el individuo que la solicita, entre otros. Conforme realizas gastos con tu tarjeta de crédito utilizas dinero disponible en dicha línea de crédito y por lo tanto, mientras lo vas usando tienes cada vez menos. Cada vez que realizas un abono a capital o reducción de la deuda, siempre y cuando no hagas un nuevo gasto, recuperarás tu línea de crédito. Es decir, volverás a tener disponible crédito para ocuparlo de nuevo.

La tasa de interés es otro elemento central de cualquier tarjeta de crédito. Es el porcentaje que cobra el emisor del crédito (el banco) por el financiamiento, o sea por prestarte el dinero.

Si una vez que pasa la fecha de corte, liquidas el monto total de la deuda (capital total), estarás usando tu tarjeta de forma ideal ya que así no pagarás ningún interés al Banco. Por el contrario, si en esa fecha no liquidas el total, sí tendrás que pagar intereses. La tasa de interés que te cobrarán varía de una tarjeta de crédito a otra, y también de un banco a otro, es decir, hay bancos que cobran más intereses por el uso de una tarjeta de crédito que otros. Además, varía también de un usuario a otro, ya que el banco establece el porcentaje que pagarás de interés según el uso que haces de la tarjeta de crédito, de la puntualidad en los pagos, entre otros.

Otra situación que debes tratar de evitar es pagar al Banco después de la fecha límite establecida en tu estado de cuenta, ya que en ese caso te cobrarán intereses moratorios, es decir, un recargo adicional por el atraso del pago de la cuota del préstamo más los intereses normales. Otro esquema de financiamiento es el de meses sin intereses, con el cual puedes adquirir bienes y servicios en los establecimientos que periódicamente ofrecen estas formas de pago. Cuando accedes a este mecanismo, el banco no cobra intereses por el financiamiento, siempre y cuando se salde el pago mensual correspondiente a los productos que se compraron con este mecanismo. Es decir, es como si pagarás lo que compraste de contado, pero con este esquema en vez de hacer un gasto de una sola vez, puedes pagarlo a plazos, que según el establecimiento y la promoción puede ir de 3 a 18 meses. Debes tener cuidado con esta modalidad, pues existe el riesgo de que como cada una de las cosas que compras así se convierte en pagos pequeñitos en apariencia, no te des cuenta y acabes saturando tu tarjeta de crédito. Ojo con esta situación porque estos "paguitos" aunados a otras deudas pueden hacer que tu pago se incremente de forma considerable.

Vamos ahora con el concepto del pago mínimo. Éste corresponde a una de las formas en que puedes devolver al Banco la suma que te prestó y su monto es determinado por la propia institución financiera. El pago mínimo, según el Banco de México, es la cantidad que el emisor de la tarjeta de crédito solicita al titular de ésta en cada periodo para que una vez cubierta, el financiamiento se considere al corriente. En otras palabras, es la cantidad de dinero mínima que debes pagarle a la institución para mantener vigente tu crédito y para evitar que ésta genere en tu historial crediticio que es llevado por el Buró de Crédito, un registro negativo que puede complicar la posibilidad de que adquieras un nuevo crédito (automotriz, de vivienda, comercial o bancario) en el futuro.

Cada vez que realizas un pago mensual, éste se utiliza para cubrir los intereses, el pago del IVA (calculado sobre los intereses), las comisiones (el monto tanto de los intereses como de las comisiones varía dependiendo de la Institución que emite la tarjeta de crédito), y finalmente el abono al capital, es decir, el pago de la deuda que tienes con el Banco. Cuando sólo cubres el pago mínimo, el monto real que se destina al abono al capital o al pago de la deuda es pequeño ya que antes hay que cubrir los conceptos que ya te mencioné (intereses, comisiones e IVA). Por esta razón es importante que pagues más del mínimo para que logres mensualmente reducir tu deuda (abones al capital) de forma considerable y no sientas que ésta es interminable.

En cuanto a las comisiones, el emisor de la tarjeta de crédito establece su monto según el tipo de tarjeta que uses, incluso hay tarjetas e instituciones que no las cobran. Esta comisión se paga junto con el resto de los rubros.
En el estado de cuenta que recibes cada mes, la institución emisora te desglosa la cantidad del pago mínimo que debes realizar, así como el pago por concepto de meses sin intereses; comisiones, intereses y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). De igual manera, te indica la fecha límite de pago, la cual como ya te dije debes considerar para no tener penalizaciones por pago tardío.

 

Un ejemplo práctico

Para que puedas ver en la práctica como funcionan todos estos conceptos, así como la forma en que varía el tiempo que tardarás en pagar tu deuda, el monto que pagarás al final y los intereses, según el monto que pagues al mes, vamos a hacer una tabla donde comparemos lo que pasa cuando cumples sólo con el pago mínimo o cuando pagas más del mínimo. Supongamos que tienes una deuda de $10,000, en una tarjeta de crédito tipo clásica con una fecha de corte del 15 de abril de 2012.

En la tabla podrás ver, en primer lugar, el monto correspondiente al capital, o lo que debes, suponiendo que durante todo el periodo del financiamiento no hagas un nuevo gasto con tu tarjeta de crédito o que si lo haces, esa deuda adicional será liquidada inmediatamente. En segundo lugar, verás el porcentaje de pago mínimo que el Banco establece para cada una de las tarjetas de crédito consideradas y que el titular de la tarjeta deberá cubrir mensualmente para evitar generar intereses moratorios o tener un registro negativo en el Buró de Crédito. En tercer lugar, observarás la tasa de interés anual promedio y el monto de intereses que el titular de cada una de las tarjetas tendrá que pagar por el préstamo de dinero que la institución bancaria le hizo, así como las comisiones, e IVA que se habrán cubierto al final del periodo considerado para cubrir la deuda. Finalmente, podrás ver el tiempo que tardarías en pagarla en cada uno de los casos considerados.

Además, para que puedas comparar los resultados en los que se consideran diferentes montos de pago, encontrarás la diferencia porcentual entre lo que pagarás al final si cubriste sólo el mínimo en comparación a si pagaste más.

 

Pago mínimo y pago de más del mínimo

Tarjeta 1

Tarjeta 2

Tarjeta 3

Tarjeta 4

Capital (lo que debes)

$10,000

Porcentaje de pago mínimo (varía dependiendo de cada Institución)

8.00%

10.00%

10.00%

10.00%

Tasa de interés anual promedio*

35.15%

53.10%

35.89%

35.52%

Si pagas sólo el mínimo

Monto del pago mínimo

$800.00

$1,000.00

$1,000.00

$1,000.00

Comisiones totales que se habrán pagado durante el periodo del financiamiento

$3,480.00

$2,320.00

$1,995.20

$0.00

Intereses totales que se habrán pagado durante el período del financiamiento

$4,589.78

$3,459.15

$3,428.39

$2,626.64

IVA total que se habrá pagado durante el periodo del financiamiento

$734.36

$553.46

$548.54

$420.26

Tiempo que te tardarás en liquidar la deuda**

5 años 8 meses

4 años

3 años 11 meses

2 años

Lo que acabarás pagando al final

$18,804.14

$16,332.61

$15,972.13

$13,046.90

Si pagas más del mínimo

Monto del pago

$1,600.00

$2,000.00

$2,000.00

$2,000.00

Comisiones totales que se habrán pagado durante el periodo del financiamiento

$580.00

$580.00

$498.80

$0.00

Intereses totales que se habrán pagado durante el período del financiamiento

$1,251.57

$985.23

$997.85

$926.11

IVA total que se habrá pagado durante el periodo del financiamiento

$200.25

$157.64

$159.66

$148.18

Tiempo que te tardarás en liquidar la deuda**

9 meses

7 meses

7 meses

7 meses

Lo que acabarás pagando al final

$12,031.82

$11,722.87

$11,656.31

$11,074.29

Diferencia porcentual entre lo que pagarás al final si cubriste sólo el mínimo en comparación con pagar más del mínimo

36.02%

28.22%

27.02%

15.12%

*Datos a octubre de 2011
**El total de obtiene de la suma del saldo, comisiones, intereses e IVA.
Fuente: Resultados obtenidos del Simulador de Pagos Mínimos de la Condusef.

 

Si sólo pagas el mínimo


Como puedes ver, cada institución te cobra un porcentaje de pago mínimo distinto. Cabe mencionar que este pago mínimo no es constante, cada mes será menor conforme al nuevo saldo, bajo el supuesto de que no vas a realizar compras, disposiciones u otros cargos adicionales con tu plástico durante el tiempo en que desees liquidar tu deuda. Debes tomar en cuenta que como sólo estás realizando el pago mínimo, el abono al capital será pequeño, ya que una buena parte de tu pago cubrirá el IVA, las comisiones y los intereses y el restante se destinará a la reducción de la deuda.
Date cuenta que entre menos sea el porcentaje mínimo, te tardarás más tiempo en pagar. En nuestro ejemplo, puede ser de más de 5 años y lo que acabarás pagando al final ascenderá a $18,804.14. Es decir, 88.04% de más con respecto a los $10,000 de deuda original.

Como puedes ver Pilar, pagar sólo el mínimo requerido por el banco por el uso de tu tarjeta de crédito parece cómodo, pero puede resultar muy costoso, ya que mantendrás la deuda por un periodo largo, durante todo ese tiempo pagarás intereses, y el monto pagado al final será mayor.

 

Si pagas más del mínimo


Si abonas más del pago mínimo, el tiempo en que terminas de pagar se reduce considerablemente. De las cuatro tarjetas de crédito de nuestro ejemplo, la reducción en la cantidad que terminas de pagar al final oscila entre 15.12% y 36.02% en comparación con cumplir sólo con el pago mínimo. ¡Un buen ahorro, no! Por eso, es importante que conozcas  el uso correcto de la tarjeta de crédito y aproveches sus beneficios. Y por lo mismo, es aconsejable que siempre pagues más del mínimo para que tu deuda no se vuelva "eterna" y no pagues mucho más de lo que originalmente debías.

Nuestro ejemplo, lo hicimos considerando el doble del pago mínimo, pero si tu cada mes pagas más que eso será todavía mejor.

 

Conclusión

Como puedes ver Pilar, de los dos escenarios, el más favorable es aquel en el que se paga más del mínimo, pues pagas, menos intereses y liquidas tu deuda en menos tiempo.

Mónica, muchas gracias, por fin he comprendido esto del pago mínimo. ¡Pues ya vámonos! Está bien, respondió Mónica, pero, antes de marcharnos, paga la cuenta. ¡Claro!, es lo mínimo que puedo hacer por tu valiosa asesoría, ja, ja, ja. ¡Ah se me olvidaba!, contestó Mónica, es muy importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones que te serán de gran utilidad:

1. No uses tu tarjeta de crédito de forma indiscriminada, recuerda que cada vez que la usas no estás recurriendo a dinero con el que cuentas, sino que estas endeudándote. Por ello, es importante que mantengas siempre los ojos bien abiertos para evitar llegar a un punto en el que tus ingresos sean insuficientes para hacer frente a la deuda.

2. Ten cuidado con las promociones de "meses sin intereses", porque sin darte cuenta tu saldo puede crecer considerablemente y complicar tu situación financiera.

3. En la medida de lo posible, procura pagar la totalidad de la deuda para evitar financiarla a un precio más caro.

4. Si no puedes pagar el total, haz un esfuerzo para pagar lo más posible cada mes, y no solo el mínimo, ya que así liquidarás la deuda en menos tiempo y pagarás menos intereses.

5. Cuando llegue tu estado de cuenta no te olvides de leerlo minuciosamente para que conozcas qué porcentaje de tasa de interés anual ordinaria te están aplicando.

6. En caso de tener problemas con la deuda que adquiriste, pregunta a la institución emisora de tu tarjeta si puedes renegociarla para evitar que crezca mucho más por el pago de intereses.

Si utilizas este material, por favor cita al boletín electrónico Brújula de compra de Profeco.

Última modificación : 13-Jul-2012 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.