Inicio > Educación y Divulgación > Brújula de compra > Histórico 2012 >Antes de rodar, hay que pensar: tipos de bicicleta y sus elementos

Brújula de compra

Antes de rodar, hay que pensar: tipos de bicicleta y sus elementos

Por Evelyn Sánchez Hernández
(10 de febrero de 2012)

En 1696 el matemático francés, Jacques Ozaman, expresó las ventajas de un vehículo en el que uno se pudiera guiar a sí mismo e ir donde quisiera ir, sin la necesidad de ningún otro recurso que lo impulsara más que la voluntad propia.1

Pasaron varios años para que esta idea se hiciera realidad; desde la invención de la primera precursora de la bicicleta en 1817, la draisiana, que consistía en dos ruedas unidas por un trazo de madera en la que uno se sentaba y se empujaba con los pies, hasta que en 1861 Ernest Michaux añadió pedales a la rueda delantera, haciéndola más grande y creando la primera bicicleta moderna.

Desde entonces, la bicicleta no ha dejado de evolucionar y se ha convertido en uno de nuestros medios de transporte preferidos. Si piensas adquirir o regalar una bicicleta, considera nuestras sugerencias, a fin de que realices una compra inteligente.


El uso de la bicicleta

En algunos países la bicicleta sigue siendo ama y señora de las calles; por ejemplo en Copenhague, 40% de la población usa este vehículo como principal medio de transporte.2

En México, la compra de bicicletas no es tan significativa, aunque no deja de ser importante. Según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2008, más de 120 mil hogares reportaron tener un gasto en este artículo, lo que representa 0.5% del total de hogares.

Con lo que respecta a la producción, en diciembre de 2010 se fabricaron 142,856 bicicletas y triciclos, de acuerdo con la Encuesta Industrial Mensual Ampliada de INEGI (diciembre 2010) y actualmente existen 2,152 negocios que se especializan en su venta de acuerdo con el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) de INEGI.


Elige tu compañera de camino

La elección de la bicicleta depende de varios factores, principalmente del uso que le vayas a dar. De acuerdo con Teresa Gonzalez, Gerente de Ventas de la empresa Biciclo (fabricante de las bicicletas Turbo), las bicicletas se pueden clasificar en las siguientes categorías:

a) Bicicletas infantiles y juveniles. Las que se ofrecen en el mercado, van desde rodada 10” hasta 14” en infantiles, y de 16” a 20” en juveniles. Están diseñadas para niños cuya edad oscila entre los 3 y los 12 años.

Se usan principalmente como juguete, por lo que deben contar con varios elementos de seguridad: ruedas entrenadoras, cubrecadena, protector de manubrio, banderín de seguridad y tapas en las ruedas.

a) Bicicleta de ciudad. Se pueden dividir en tres subcategorías:

1) Recreacional, cuya finalidad es pasear o transportarse por tramos cortos y en terreno pavimentado.

2) Transporte, para recreación y distancias mayores.

3) Vintage o Fixie, de diseños que simulan bicicletas antiguas, son útiles para trayectos cortos y terrenos pavimentados.

b) Bicicleta de montaña. Viene en rodadas de 24” y 26”. Es usada para la recreación y el deporte, para terrenos irregulares; con descensos y pendientes más pronunciadas, así como en tierra, lodo y pasto.

c) Bicicleta de ruta. Está diseñada para pedalear por periodos prolongados en carretera o calle. Tienen un diseño altamente aerodinámico haciéndola especial para competencias.

d) Bicicleta BMX. Usada para practicar acrobacias y brincos que alcanzan varios metros, ya sea en la calle o en una pista de entrenamiento.

Como te puedes dar cuenta, existen diferencias sustanciales entre un tipo de bicicleta y otro. Por eso, debes conocer los elementos más importantes que conforman una bicicleta para que a la hora de elegir, puedas personalizarla a tu gusto y necesidades.


¿Qué cuadro elijo?

El cuadro esta constituido por tres tubos unidos en forma de triángulo que unen los pedales, el manillar y el asiento, y es uno de los elementos más importantes de la bicicleta.

Existen varias medidas de cuadro, por lo que debes evaluar qué talla te ajusta mejor, ya que gran parte del control de la bicicleta dependerá de su tamaño.

Para determinar el tamaño de tu cuadro, mide la longitud de tu pierna (desde la planta del pie hasta la entrepierna) y multiplícalo según indica la siguiente tabla:


Tipo de bicicleta

Multiplicación

Bicicleta infantil, juvenil, de ciudad o ruta

(longitud) x.65 (cm)

Bicicleta de montaña

(longitud) x.50 (cm)
(longitud) x. 21 (pulgadas)

Fuente: elaborado con información de http://www.amigosdelciclismo.com/mecanica/tallasygeometrias/


El resultado sólo tienes que redondearlo a un número entero y así obtendrás la medida de tu cuadro.

Al elegir el cuadro también debes preguntar de qué material está hecho. Los materiales más comunes son de hierro, acero, aluminio, fibra de carbono y titanio. A continuación se muestran las ventajas y desventajas de cada uno de ellos para que tomes una decisión adecuada según tus necesidades.


Ventajas y desventajas de cada material

Material

Acero

Aluminio

Fibra de carbono

Titanio

Ventajas

Económico

Se puede volver a soldar.

Mejor en aleaciones con Aluminio o Cromoly

Ligero

Buena relación peso-precio

Muy ligero

El más ligero

Desventajas

Pesado

No muy económico.

Propenso a la oxidación

En caso de reparación, es necesario emplear una soldadura especializada

 

El material tiene poca vida útil

Caro

Muy caro

En las bicicletas infantiles, juveniles y de ciudad, normalmente el cuadro está hecho de acero. Si vas a usar la bicicleta como medio de transporte para distancias largas, te recomendamos buscar cuadros de aluminio que la harán más ligera.

En las bicicletas de ruta, donde lo primordial es la velocidad, se recomienda un cuadro de aluminio o fibra de carbono.

Para las bicicletas de montaña y BMX, en las que se quiere combinar ligereza y resistencia, opta por cuadros de aluminio y fibra de carbono para las primeras y para las segundas elige cuadros de acero, cromoly e inclusive titanio.

Velocidades o cambios de marcha

El objetivo de las velocidades o de los cambios de marcha es mantener un rimo de pedaleo cómodo u óptimo para el ciclista, sin importar el terreno donde circula. Las velocidades funcionan a través de piñones y platos de diferentes tamaños que al combinarse generan un tipo diferente de marcha.

La bicicleta tiene hasta 30 velocidades y este cálculo lo obtienes multiplicando el número de piñones en la llanta trasera de la bicicleta, con los platos conectados al pedal.

Asimismo, según el número de dientes que tengan los platos y los piñones es como se determina la relación de transmisión, es decir, la diferencia entre el número de pedaleos y las vueltas que da la rueda trasera de la bicicleta. Entre más dientes tenga el plato conectado a los pedales se alcanzará mayor velocidad con menos pedaleadas.

La elección del número de velocidades dependerá del tipo de terreno que deseas recorrer. Por ejemplo, si vas a transitar sobre un terreno pavimentado, plano o con pendientes no muy pronunciadas, tu bicicleta puede ser de una a siete velocidades. Si el terreno es más complicado (lodo, tierra, grava suelta, etc.) o tiene subidas y bajadas pronunciadas, considera aquellas que tengan de 21 a 27 velocidades.

También debes fijarte en el tipo de cambio de la bicicleta, es decir, cómo se pasa de una velocidad a otra. Hay dos tipos de cambios: el primero es el externo, que lo puedes reconocer por los piñones y platos expuestos; en él, sólo puedes hacer el cambio de velocidades mientras pedaleas y al hacerlo sentirás más bruscamente cómo la cadena pasa de un engrane a otro.

El segundo sistema es el interno. En éste, el cambio de velocidades se siente más suave y puedes pasar de una velocidad a otra aun cuando la bicicleta está detenida.

Las bicicletas de ciudad, juveniles e infantiles por lo general tienen de una a siete velocidades (muchas bicicletas vintage o fixie sólo tienen una velocidad).

Las bicis de montaña tienen de 21 a 30 velocidades, mientras que las de ruta tienen 14, 16, 18 o 20 velocidades.

Frenos

Los frenos son primordiales para la seguridad. Actualmente, existen dos tipos de frenos: los de llanta, que actúan a través de la presión de dos placas ejercida sobre ambos lados de la llanta, y los de buje (parte central de la rueda de la bicicleta) que actúan a través de la presión ejercida sobre éste. En la siguiente tabla puedes ver detalladamente las ventajas y desventajas de uno y otro:


Cubierta de neumáticos


 

Lisas (Slick)

Semi Slick o mixtas

Tacos

Ventajas

Ligeras

Ganan mayor velocidad

Un poco más pesadas que las slick

Mayor agarre en terreno poco húmedo o mojado

Excelente agarre  en situaciones extremas de humedad, polvo y grava suelta

Desventajas

Poco agarre en piso húmedo o mojado

Poco agarre en condiciones de mayor humedad

En terreno liso disminuyen notablemente la velocidad de la bicicleta

Se recomienda usar en bicicletas…

De ruta

De ciudad

De montaña o BMX



Radios y rines

Los radios son las barras que conectan el perímetro (rin) de la llanta con el buje (la parte central de la rueda de la bicicleta) y su función es dar resistencia a la rueda. El número de radios, el grosor y el tipo de cruce le dan características especiales a la rueda.

Por ejemplo, entre más número de radios y de mayor grosor, la rueda tendrá más resistencia, pero también será más pesada.

Por otro lado, el radiado de la llanta (las intersecciones de un radio con otro), le dan mayor soporte a la llanta. Hay ocasiones en las que el radiado es solamente decorativo, así que es mejor preguntar al proveedor cuáles son las ventajas entre un radiado y otro.

En cuanto a la elección de rines, su material se determinará según el uso de la bicicleta. En general, el mejor material para rines de ruta es fibra de carbón; para montaña es aluminio o titanio y para ciudad, rines de aluminio. En este caso, la selección puedes estimarla considerando la resistencia y el peso de los materiales.


Asiento y manubrio

La Gerente de Ventas de Biciclo, Teresa Gonzalez, nos recomienda que elijamos el asiento y manubrio según el tipo de bicicleta que queremos. En bicicletas de ruta y montaña, el sillín debe ser delgado, hecho con soporte de materiales ligeros como aluminio, magnesio, fibra de carbón o titanio en la base, ya que en estos casos el ciclista, al estar inclinado, se apoya más sobre los pedales que sobre el asiento.

Para una bicicleta de ciudad, en la que se da prioridad a la comodidad, ya que la posición del ciclista es más recta, el asiento puede ser ancho, con resortes y acojinado, pues se deposita todo el tiempo el peso sobre él.

Toma en cuenta que existe una diferencia entre los asientos para mujeres y para hombres, dado que las primeras tienen los isquiones (huesos de la pelvis que soportan el peso) más separados, por lo que los asientos deben ser un poco más anchos.

Con respecto a los manubrios, las bicicletas de ruta usan aquellos que tienen forma de cuernos hacia atrás, lo cual permite al ciclista tomar una posición más inclinada y aerodinámica.

Las bicicletas de montaña usan manubrios planos y más robustos, para ganar estabilidad y control. Por su parte, en las bicicletas de ciudad, como las vintage, el manubrio es más alto, lo que permite al ciclista mantener una posición recta.

Y en cuanto a las bicicletas BMX, es muy importante que cuenten con un rotor de manubrio para poder girarlo sin que se enrede con los cables de los frenos.


Asiento y manubrio

El casco. Éste es la mejor protección que tiene el ciclista en el momento de una caída o accidente; su uso no es opcional, sino obligatorio. En los niños, además del casco es recomendable que usen rodilleras y coderas para aumentar su seguridad.

Luces, faros y anti reflejantes. En la noche o cuando hay neblina se dificulta la visibilidad, por lo que un faro delantero ayuda al ciclista a ver bien su camino y no perderse.

En estas condiciones, los coches y peatones pueden no distinguir a los ciclistas a distancia, por lo que es primordial usar luces preventivas intermitentes combinadas con chalecos, o brazaletes anti reflejantes, sobretodo cuando manejes en la ciudad.

Objetos decorativos o especiales. A las bicicletas para niño pueden añadírsele elementos como cascadas en los manubrios o banderines. Para el resto de las bicicletas, se pueden agregar espejos laterales, canastilla, porta bultos, bolsas o porta ánfora, ésta última indispensable en bicicletas de montaña y de ruta.


¡Fíjate en la garantía!

Cuando compres no olvides preguntar por la garantía, la cual al menos debe de cubrir el cuadro por alrededor de un año. También hay otras garantías que cubren todas las partes de la bicicleta, pero por un periodo corto, por lo cual es importante probar su funcionamiento los primeros días después de adquirirla. Exígela a tu proveedor, pues sólo con ésta podrás reclamar alguna falla.

Si tienes dudas al momento de comprar, no dudes en preguntar. Recuerda que si eliges una bicicleta que se ajuste a tus gustos y prioridades, lo único por lo que tendrás que preocuparte será por hacía dónde conducir.

Por último, te dejamos algunas recomendaciones para una compra inteligente:

Ten en mente el uso y las rutas que transitarás al momento de escoger tu bicicleta y sus componentes, siempre es mejor elegir funcionalidad sobre estética: no te dejes llevar sólo por un diseño bonito.

¡Compara!, hay una gran variedad de tiendas y modelos de bicicletas, así que tomate el tiempo de revisar los precios, modelos y garantías que ofrecen diferentes establecimientos.

Si vas a comprar una bicicleta de uso especializado (ej. BMX o para competencia) asesórate con expertos para invertir bien tu dinero.

Incluye dentro del presupuesto para tu bicicleta el costo del casco y de los accesorios de precaución. Recuerda, ciclista protegido vale por dos.

En el correo electrónico comportamientocomercial@profeco.gob.mx puedes solicitar información sobre la conducta (número de quejas y motivos de reclamación) de los establecimientos comerciales, o enviar un fax al 9157 5139.

Si te cobran indebidamente o no te respetan la garantía presenta una queja o acude a la delegación Profeco más cercana a tu domicilio o llama al Teléfono del Consumidor (5568 8722 en el Distrito Federal y área metropolitana, y 01 800 468 8722, larga distancia sin costo desde el resto del país).

1http://books.google.com.mx/books?id=VDlaT0KxJfAC&printsec=frontcover&dq=Bicycle:+the+history&hl=es&sa=X&ei
=ohUfT8zhJKH-2QWOmpSeDw&ved=0CDMQ6AEwAA#v=onepage&q=Bicycle%3A%20the%20history&f=false

2http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/100538.html


Si utilizas este material, por favor cita al boletín electrónico Brújula de compra de Profeco.

Última modificación :
13-Jul-2012 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.