Inicio > Educación y Divulgación > Brújula de compra > Histórico 2011 > Protectores solares. Comparativo de precios

Brújula de compra

Por Sharai Isabel Abaroa y Liliana Granados
(27 de junio de 2011)

El verano llegó y la exposición al sol durante las vacaciones suele ser mayor que en otras épocas del año. Con el fin de brindarte información veraz y oportuna, en este artículo te revelamos cómo usar y escoger protectores solares, así como su costo.


¿Por qué es importante usar protector solar?


Desde principios de los años setenta, se detectó un incremento de la incidencia de cáncer en la piel en todo el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año en el planeta se producen 132 mil casos de melanoma maligno (el cáncer de piel más dañino que existe) y mueren aproximadamente 66 mil personas por esta razón.

La exposición a las radiaciones solares en pequeñas cantidades es recomendable, porque ayuda a tener mejor ánimo, vitalidad e interviene en la producción de vitamina D en el organismo, sustancia que evita el raquitismo y la osteoporosis. Pero debes tener cuidado con una excesiva y prolongada exposición al sol, ya que produce efectos agudos en la piel como quemaduras, envejecimiento prematuro y padecimientos crónicos como cáncer de piel y cataratas en los ojos.

Estos daños son causados por los rayos ultravioleta (UV) a los cuales estamos inevitablemente expuestos todos los días. Es importante saber que hay tres tipos de radiaciones UV:

a) Los UVA broncean la piel y, a largo plazo, producen envejecimiento prematuro.

b) Los UVB son las causantes del cáncer de piel.

c) Los UVC, que no nos llegan gracias a que la capa de ozono los detiene.

La radiación UV que alcanza la superficie terrestre se compone en su mayor parte de rayos UVA, con una parte de rayos UVB, estos últimos son absorbidos en casi 90% por la capa de ozono.

En la actualidad, los rayos solares son más intensos porque, de acuerdo con estudios del Instituto Nacional del Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, la capa de ozono sobre la Antártida tiene un agujero de 22 millones de kilómetros cuadros, lo que provoca que los rayos entren directamente.

A medida que la capa de ozono se adelgaza aumenta la cantidad de radiaciones ultravioletas que llegan a la superficie terrestre y, mientras más alta es la intensidad de la radiación, mayor es la probabilidad de lesiones cutáneas.

Por ello, hoy en día, los especialistas en dermatología aconsejan el uso diario y habitual de protectores solares, independientemente de si se estará o no expuesto al sol por tiempos prolongados.


¿Qué es un protector solar o fotoprotector?


Se conoce como protector solar o fotoprotector a los distintos productos que se aplican sobre la piel para protegerla de los efectos perjudiciales de las radiaciones UVA y UVB.

Los protectores solares o fotoprotectores solares actúan mediante dos tipos de mecanismo. Según el tipo de sustancias químicas con los que estén elaborados pueden ser de absorción o de bloqueo.

Con base en su mecanismo de acción, se distinguen dos tipos de protectores o fotoprotectores solares:

a) Físicos, inorgánicos o pantalla total (bloqueadores). Reflejan totalmente la radiación solar e impiden que penetre en la piel. Protegen contra los rayos UVA y UVB.

b) Químicos u orgánicos (filtros solares). Absorben la radiación solar y la transforman en otro tipo de energía que no sea dañina para la piel. Permiten la protección contra los rayos UVB.

La absorción de la radiación UV tiende a elevar la temperatura corporal y puede causar que la piel se engruese y endurezca, mientras que la reflexión evita que penetren dentro de las capas de la piel en donde los daños pueden ser serios.

Por otra parte, existen los llamados bronceadores que son productos diseñados para permitir mayor penetración de los rayos UVA. Además contienen activos aceleradores del bronceado, lo que reduce el tiempo de exposición al sol para lograr el mismo efecto. Existen algunos bronceadores que incluyen protector solar.

Si tu intención es broncearte, te recomendamos utilizar productos dermatológicamente probados, puesto que se venden aceites elaborados de coco o zanahoria que pueden producirte lesiones o quemaduras en la piel.

A partir de esta información tú eliges el tipo de protección que quieres darle a tu piel.


¿Qué significan las siglas FPS o SPF?


El factor de protección solar (FPS o SPF, por sus siglas en inglés) es un índice internacional que indica el tiempo que la piel puede estar expuesta al sol sin que aparezca enrojecimiento o se produzca una quemadura. En el mercado puedes encontrar FPS desde 2 hasta 110.

El factor de protección solar se multiplica por el número de minutos que tarda en enrojecer la piel. Por ejemplo, para una persona cuya piel se quema en 10 minutos, cuando se aplica un fotoprotector con FPS 50, el tiempo que tarda en quemarse será de 500 minutos (8 horas con 33 minutos).

Cuanto más elevado sea el factor, más tiempo de protección se tiene. Sin embargo, existen muchas razones que pueden disminuir o inhibir la protección como, por ejemplo, la aplicación dispareja, no dar tiempo suficiente para que se absorba en la piel, aplicarlo en piel mojada, no usar un protector resistente al agua si se va a estar en contacto con ella.


¿Cómo escoger un protector solar?


El protector solar se elige de acuerdo con el tipo de piel (seca, grasa, etc.), color de piel y actividad que se va a realizar durante el día.

Existe una clasificación de la sensibilidad de la piel ante los rayos UV según su color realizada por el doctor Thomas Fitzpatrick, dermatólogo norteamericano, que hoy en día es considerada como la adecuada para identificar la facilidad con la que se puede quemar o broncear un determinado color de piel.

Las pieles claras son las que tienen menos melanina, sustancia natural que genera el organismo para proteger la piel de los rayos UV, por lo que este tipo de piel tiene menor capacidad de bronceado y menor protección contra quemaduras.

A continuación te presentamos la clasificación según el tono de piel a fin de que identifiques tu tipo y puedas elegir la protección solar adecuada.


Fototipo cutáneo

Color de piel

Se quema tras la exposición al sol

Se broncea tras la exposición al sol

Deficiente en melanina

I. Piel muy clara con cabello rubio

Siempre

Raramente

II. Piel clara con cabello claro

Habitualmente

Algunas veces

Con melanina suficiente

III. Piel morena-clara con cabello claro

Algunas veces

Habitualmente

IV. Piel morena-clara con cabello oscuro

Ocasionalmente

Siempre

Con protección melánica

V. Piel morena oscura

Raramente

Siempre

VI. Piel negra

Nunca

Siempre

Fuente: Índice UV solar mundial, Organización Mundial de la Salud (OMS).


Ya que tengas identificado tu tipo de piel y color, considera la actividad que vas a realizar durante el día. Por ejemplo, si vas a nadar, utiliza un protector que sea a prueba de agua.

Aunque el FPS del protector a prueba de agua sea alto y se mantenga intacto por 80 minutos es necesario volver a aplicar cada dos horas.

Finalmente, es aconsejable que todas las personas utilicen protector solar (desde los seis meses de edad en adelante), independientemente del color de piel, pues no hay que olvidar que el efecto de los rayos UV es acumulativo y todos estamos expuestos a sufrir cáncer de piel.


¿Cómo usar el protector solar?


De acuerdo con información de la OMS, el protector solar se debe poner sobre la piel seca 30 minutos antes de la exposición al sol para que la absorba y actúe mejor.

Asimismo, debe aplicarse de manera generosa sobre todo el cuerpo, sin olvidarse de orejas, cuello, labios, codos, manos, pies y cuero cabelludo, si no se tiene cabello.

Ahora bien, recuerda que el FPS tiene un tiempo de duración en el que puedes estar expuesto al sol sin experimentar quemaduras, después del cual hay que volver a aplicar el producto.


¿Cuánto cuestan?


La Dirección General de Estudios sobre Consumo, a través del programa Quién es Quién en los Precios, llevó a cabo una recopilación de precios de protectores solares en Cancún, Puerto Vallarta, Veracruz y Ciudad de México.

Del 23 de mayo al 14 de junio de 2011 se visitaron más de 30 tiendas de autoservicio, departamentales, farmacias y hoteles en los cuales se recopiló información sobre los productos de mayor demanda. A continuación te presentamos los principales resultados:

1. Se encontraron 31 marcas con productos dirigidos a adultos; solo 9 marcas ofrecen adicionalmente productos para niños y bebés.

2. 53% de los productos se identifican solo como protectores solares, lo que impide saber si se trata de un bloqueador o filtro. Para identificarlos te recomendamos  buscar los compuestos más utilizados en cada uno:

a. Bloqueadores o pantallas solares: dióxido de titanio y óxido de zinc.

b. Filtros: mexoryl sx, parsol y octocrileno.

35% se identificaron como bloqueadores y 13% como pantalla solar.

Es importante mencionar que, en la mayoría de los productos encontrados, las leyendas sobre el tipo de producto se presenta en inglés, por lo que podrás encontrar las palabras sunscreen o sunblock (pantalla solar o bloqueador).

3. Existen diferencias de precios de acuerdo con la presentación (loción, spray o gel), si están dirigidas a actividades específicas (deportes) o si son productos especializados (pieles con manchas o acné).

4. La presentación en spray es más cara que la loción o crema y los productos dirigidos a bebés son de mayor precio que los de adultos o niños.

5. El factor de protección solar no influye en el precio.

6. Se observaron diferencias de precios de un mismo producto según el tipo establecimiento.

Al obtener los precios promedio en las cuatro ciudades, se observaron variaciones de hasta 100%, que representan un gasto de más de $100, como en las cremas o lociones Eclipsol forte de 125 g y Banana Boat ultra defense de 118 ml, ambas de FPS 80.


Precios promedio

7. Las marcas más encontradas fueron Banana Boat, Coppertone, Nivea Sun y Hawaiian Tropic.

8. En las tiendas departamentales y farmacias, además de las marcas más comerciales, se encuentran marcas exclusivas o especializadas, como se muestra en las siguientes tablas.

departamentales

 

farmacias

 

A continuación te mostramos los resultados del comparativo en Puerto Vallarta. Aquí se observaron diferencias de precios de hasta 89% entre tienda de autoservicio y hotel. Incluso, entre cadenas de autoservicio hubo variaciones de hasta 80%, como en el caso de la loción Coppertone Ultraguard de 237 ml, con una diferencia de $142.


comparativo


Estas diferencias de precios también se observaron en Ciudad de México, Cancún y Veracruz. Para revisar la información de precios haz clic en la ciudad de tu interés.


Recomendaciones para comprar protector solar:

1. Elige entre bloqueador, filtro o bronceador. Después de elegir el protector  adecuado, busca un producto de acuerdo a tu tipo de piel, actividad a realizar y tiempo de protección.

2. Si tienes padecimientos en la piel como acné, manchas, alergias, sensibilidad al sol, deben ser tratados por un especialista.  Si vas a exponerte al sol es importante que un dermatólogo indique el producto que debes utilizar.

3. Si tu piel está sana, busca productos para piel normal. De esta manera no gastarás más en productos especializados que no requieres.

4. Ante las diferencias de precios observadas, vale la pena comparar precios en diferentes establecimientos. En farmacias y tiendas de autoservicio fue donde se observaron los mejores precios.

5. Al salir de viaje lleva tu protector solar, ya que en hoteles el costo puede ser más elevado y tendrás pocas opciones para elegir.

6. Cuando al leer la etiqueta no sabes si el producto es un bloqueador o filtro solar, busca los componentes principales mencionados en este artículo. Si el producto está en inglés, recuerda que las palabras sunscreen o sunblock refieren al bloqueador.

Recomendaciones para protegerse de las radiaciones solares de acuerdo con la OMS:

1. Evita asolearte a partir de las 10 de la mañana y hasta las 3 de la tarde, porque en ese periodo las radiaciones UV son más fuertes.

2. Usa protector solar de amplio espectro (broad spectrum). Filtra rayos UVA y UVB.

3. Si estás en lugares con nieve, utiliza gafas de sol y crema protectora. La nieve duplica la exposición a las radiaciones UV.

4. Aunque el cielo esté nublado ponte protector solar. Los rayos solares atraviesan las nubes.

5. Aplícate protector solar todos los días. El efecto de los rayos UV es acumulativo.

Si te interesa hacer una crema para después de asolearte haz clic aquí.

 

Si utilizas este material, por favor cita al boletín electrónico Brújula de compra de Profeco.

Última modificación :
23-Aug-2012 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.