Brújula de compra

Las tradicionales posadas

Por Giovanni Rueda Nila
(11 de diciembre 2006)

Si utilizas este material por favor cita al boletín electrónico Brújula de compra de Profeco (www.profeco.gob.mx)

Las posadas son una serie de festividades que se llevan a cabo en México desde tiempos de la Colonia. Su origen es de carácter religioso, toda vez que representan el peregrinar de José y María en su camino a Belén, pero desde finales del siglo XVIII forman parte de la cultura popular al ser organizadas por las familias.

En sus inicios estas festividades no fueron tal y como las conocemos actualmente. Sufrieron cambios a lo largo del tiempo y se han adecuado generación tras generación, por lo que no resulta aventurado predecir que en treinta años esta celebración tenga nuevos tintes como lo ha demostrado la historia.


Una historia por muchos desconocida

Antes de la llegada de los conquistadores, los aztecas celebraban durante el mes de panquetzaliztli, equivalente a nuestro mes de diciembre, la llegada de su principal deidad, Huitzilopochtli (dios de la guerra). Estas solemnes fiestas comenzaban el día seis y duraban 20 días, en los cuales coronaban a su dios poniendo banderas en los árboles frutales y estandartes en el templo principal, a esta tradición se le conocía con el nombre de "levantamiento de banderas".

El pueblo se congregaba en los patios de los templos y esperaban la llegada del solsticio de invierno. El día 24 por la noche y durante el transcurso del día 25 había festejos en todas las casas, en los cuales se ofrecía comida a los invitados y unas estatuas pequeñas de pasta llamadas "tzoatl".

En entrevista con el antropólogo Fernando Híjar, responsable de la promoción cultural del Museo Nacional de Culturas Populares nos comentó que la tradición de las posadas surge con la llegada de los españoles a México, en dónde los religiosos encargados de la evangelización del pueblo suplantaron el culto al dios de la guerra por la práctica europea de preparación para la Navidad (las posadas).

En un principio a estos festejos se les llamó "Misas de aguinaldo" y se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre en los atrios de las iglesias y conventos. La celebración consistía en proclamar misa junto con pasajes y representaciones alusivas a la Navidad; adicionalmente se daban pequeños regalos a los asistentes, conocidos como aguinaldos.

A lo largo del tiempo, el mismo pueblo fue agregando elementos más atractivos a estas celebraciones como velas, luces de bengala y piñatas hasta adoptar estas fiestas en sus barrios y casas. Esta transición del templo a las calles es permitida por la iglesia con el fin de que estas festividades tuvieran una mayor difusión entre los habitantes, por lo que la tradición se ha ido transformando de acuerdo con la cultura de cada zona o región del país.

Fernando Híjar, mencionó que en la actualidad la forma en que se celebran las posadas en México llega a tener algunas variantes dependiendo de la ciudad en la que nos encontremos, siendo los estados del centro y sur los de mayor arraigo, mientras que en el norte del país no se conoce mucho, toda vez que sus tradiciones se apegan más a la cultura anglosajona.

A continuación Brújula de compra te invita a la representación de una posada tradicional, acompañada de un análisis de precios para que tengas una idea de cuánto dinero llega a costar esta celebración.

La Dirección General de Estudios Sobre Consumo realizó un levantamiento de precios en tiendas de autoservicio y mercados públicos en la Ciudad de México del 27 al 29 de noviembre, para cotizar una posada para 30 personas, tomando todos los elementos que se utilizan en estas fiestas, incluyendo la piñata y los bocadillos.

"En el nombre del cielo…

Una vez reunidos los invitados a esta celebración, se disponen a representar la solicitud de alojamiento que realizaron San José y la Virgen María en su peregrinar de la ciudad de Nazaret en camino a Belén.

Para simbolizar este acontecimiento los invitados hacen dos grupos, uno de ellos debe salir de la casa acompañados de figuras que representan a los peregrinos (José y María), los cuales piden posada en la puerta entonando la siguiente letanía:

En el nombre del cielo, os pido posada, pues no puede andar, mi esposa amada…

Mientras las personas que se quedaron en el interior deben negarla en un principio obligando a los peregrinos a continuar pidiendo posada unas tres veces más.

Aquí no es mesón, sigan adelante, no les puedo abrir, no vaya ser un tunante…

Para culminar esta parte de la tradición, se concede asilo a los peregrinos con la siguiente letanía:

Entren Santos Peregrinos, Peregrinos, reciban este rincón, que aunque es pobre la morada, la morada, os la doy de corazón…

Es importante mencionar que durante este acto tanto los peregrinos como los posaderos llevan consigo velas, cuyo costo aproximado para 30 personas es de $20, luces de bengala ($21) y un cuadernillo con las letanías cuyo costo total para los 30 asistentes es de aproximadamente $75.

Una vez concedida la posada comienza la convivencia entre los participantes, la cual llega a su máximo esplendor al momento de romper la piñata, la cual debe estar llena de fruta, dulces y colación.


"Dale, dale, dale, no pierdas el tino…"

De acuerdo con Fernando Híjar la piñata es un elemento indispensable en estas celebraciones y para muchos la parte más divertida de la festividad. Su origen se atribuye a los chinos y fueron traídas a México por los colonizadores españoles.

El papel de la piñata en las posadas tiene un significado especial que la mayoría de los mexicanos desconocemos, debido a que simboliza el triunfo de la fe sobre el pecado y cada elemento entorno a ella tiene un significado particular:

1. La piñata: debe tener siete picos que representan los siete pecados capitales.

2. Los dulces y la fruta simbolizan la gracia de Dios.

3. La venda en los ojos es la fe.

4. Dios es representado por el palo.

5. Y las personas alrededor simbolizan la iglesia quien indicará el camino para vencer el pecado.

Esta divertida tradición puede costar más de $500 como se detalla en el siguiente cuadro:

Piñata tradicional
Productos
Cantidad
Precio promedio ($)
Piñata de siete picos (en barro)
1
300.00
Cañas
1 kilo
6.40
Tejocotes
2 kilos
33.60
Mandarinas
1 kilo
7.04
Jícamas
2 kilos
17.96
Cacahuates con cáscara
2 kilos
88.80
Dulces varios
2 kilos
34.15
Juguetes (pelotas)
10
20.00
Total
507.95
Fuente: Elaboración propia con información del programa Quién es Quién en los Precios

"Ándale Juana sal del rincón… con la canasta de la colación"

La posada finaliza con una convivencia en la que se ofrecen platillos tradicionales a los invitados, tales como tamales, tostadas, pambazos, etc. Además, se realiza la repartición de aguinaldos, la cual consiste en bolsitas con dulces y fruta.

Para la degustación de platillos la Dirección General de Estudios Sobre Consumo cotizó el precio de 60 tamales (dos por persona) con diferentes sabores entre los que destacan de mole, rajas y verdes, cada tamal tiene un peso promedio de 100gr. y cuyo costo total tuvo un precio promedio de $465.

Asimismo, con el precio promedio obtenido para los dulces y la fruta de la piñata obtuvimos la cotización de los aguinaldos, la cual ronda los $137.

Un elemento que no puede faltar en tu mesa es el tradicional ponche navideño, el cual se elabora con frutos de la estación como: caña, guayabas, jamaica, ciruelas, tejocotes, etc.

Esta bebida surgió a través del mestizaje entre la cultura indígena y europea, lo cual dio como resultado la combinación entre las frutas tropicales como guayaba y tamarindo con otras que llegaron del viejo mundo como la naranja o manzana.

De acuerdo con la Academia Nacional de Medicina de México, A.C. Centro Médico Nacional Siglo XXI, el valor nutrimental del ponche varía de acuerdo con la cantidad y proporción de los ingredientes, pero sus propiedades generales son las siguientes:

1. Caña de azúcar: carbohidratos, calcio y vitamina C.

2. Ciruela pasa: potasio, calcio, magnesio, sodio, hierro, zinc y vitaminas del complejo B.

3. Guayaba: vitaminas C y A, niacina (vitamina B3), potasio, calcio y sodio.

4. Manzana: potasio, calcio, sodio, vitamina A e hidratos de carbono.

5. Membrillo: potasio, calcio, magnesio, sodio y vitamina C.

6. Naranja: vitaminas C y A, ácido fólico, potasio, calcio y magnesio.

7. Nuez: ácido fólico, vitaminas del complejo B, potasio, magnesio, calcio, hierro, zinc, sodio y grasas.

8. Piloncillo: carbohidratos, potasio, calcio y sodio.

9. Tamarindo: potasio, magnesio, calcio, sodio, vitaminas A y C.

10. Tejocote: vitaminas A y C, calcio y hierro.

En el siguiente cuadro se detallan los precios de los principales ingredientes con los que se elabora esta tradicional bebida. Las cantidades señaladas son suficientes para preparar 40 vasos:

Ponche navideño
Productos
Cantidad
Precio promedio ($)
Tejocotes
1.5 Kg.
24.27
Caña
2 Kg.
12.8
Peras
1.5 Kg.
26.67
Guayabas
1.5 Kg.
15.27
Ciruela pasa
1Kg.
91.6
Canela
30 Grs.
6
Azúcar
1.5 Kg.
18.30
Total
194.91
Fuente: Elaboración propia con información recabada en mercados públicos

Tal vez, paso por paso no se aprecie el total del gasto que se tiene que realizar para una posada tradicional, por lo que a continuación te presentamos un cuadro resumen con el gasto total aproximado que se tiene que desembolsar para la organización de esta festividad decembrina:


Elementos para pedir posada Precio promedio ($)
Posada (velas, luces de bengala y cuadernillos)
116.13
Piñata (fruta, dulces, pequeños obsequios y la piñata)
586.53
Tamales, ponche y aguinaldos
796.57
Total
1,499.23
Fuente: Elaboración propia

El costo aproximado para la celebración de una posada es de $1,500, aunque es importante destacar que estas festividades, por lo general, suelen organizarse por varias familias o por calles, sobre todo en los barrios populares. Si consideramos que este gasto se divide entre cinco jefes de familia o calle, el costo se reduce a $300.

Este precio puede reducirse aún más, si las mismas familias preparan los alimentos y elaboran su propia piñata, lo cual contribuye a la unión familiar.


Las otras "Posadas"

En la actualidad, resulta cada vez más difícil asistir a una posada que contenga los elementos básicos, por lo que ahora se le llama posada a cualquier fiesta celebrada durante los nueve días previos a la navidad.

En estas reuniones predomina el baile, en algunos casos una cena formal, eso sí, nunca falta el alcohol, el cual se agrega al tradicional ponche navideño. Y como 9 días de fiestas no son suficientes, ahora hasta hemos inventado las preposada.


Conclusión

La tradición de las posadas ha ido cambiando generación tras generación, desde las misas de aguinaldo celebradas en los atrios de las iglesias y conventos hasta llegar a formar parte de los barrios y las familias. Agregándoles cada vez más elementos con el fin de distinguir a cada región donde se conmemoran.

Para Fernando Híjar la celebración de las posadas es un elemento de cohesión social muy importante, tanto en lo familiar como en lo vecinal, dando como resultado vínculos de amistad y solidaridad entre los habitantes, además de la importancia de preservar nuestras tradiciones.


Última modificación :
07-Dec-2010 por la Dirección General de Estudios sobre Consumo

 

Histórico boletín Brújula de compra



Este documento es parte del archivo histórico de Profeco. Las cifras y los datos son sólo una referencia, ya que no están actualizados.